Cómo aprender un IDIOMA con PELÍCULAS y SERIES DE TV

Aprender un idioma usando solo un libro de texto o ejercicios de gramática puede ser agotador, aburrido y poco estimulante. Cuidado, esto no quiere decir que este tipo de estudio se pueda dejar de hacer, pues es fundamental. En realidad me refiero a que es útil alternar los momentos de estudio con los momentos de relajación y actividades divertidas, pero también «didácticas», como lo son ver una peli o una serie de TV.

Aprender Italiano viendo Películas y Series de TV

Recibimos esta pregunta todo el tiempo… ¿Cómo puedo aprender realmente un idioma viendo películas y series de TV? ¿Cuántas horas al día se necesitan?

¿Puedo activar los subtítulos? ¿En qué idioma?

¿Debo pausar el video cada vez que no entiendo una palabra?

¿Debo volver a ver una escena si no he entendido el sentido de lo que se ha dicho?

¿Debo tomar apuntes mientras o después de ver el video?

¡Todas estas preguntas son completamente válidas! ¡En este artículo responderé todas estas preguntas!

Para empezar, debemos recordar que, para aprovechar al máximo estos recursos, se requiere un nivel base del idioma. Solo así se puede trabajar de la mejor manera posible, pues en cada nivel hay puntos fuertes y puntos que trabajar que son diferentes.

1. Lingopie

Antes de entrar en detalle sobre cómo debe trabajar cada persona, según su nivel, a través de películas y series de televisión, quiero presentar una herramienta que me ha resultado muy útil para este tipo de aprendizaje, y es Lingopie, nuestro patrocinador en esta ocasión.

Se trata de una plataforma que ofrece gran cantidad de contenidos en varios idiomas (francés, italiano, alemán, español, portugués, ruso, japonés y coreano), dirigidos precisamente a quienes están aprendiendo uno (o varios) de ellos.

Como ya he mencionado, las películas y las series son una forma estupenda de apoyar el estudio y de hacerlo más dinámico y divertido. Lingopie te da la oportunidad de sumergirte por completo en el contenido y aprovecharlo al máximo para aprender cosas nuevas.

Una vez que hayas seleccionado el idioma que estás aprendiendo, tendrás acceso a un montón de contenidos en ese idioma, que se actualizan y aumentan cada semana: series de televisión, películas, documentales y ¡mucho más!

A diferencia de las plataformas de streaming normales, ¡esta es perfecta para el estudio! Por ejemplo, ¡ofrece subtítulos interactivos! Basta con hacer clic en la palabra que no conoces para ver su traducción.

También puedes seleccionarlos en dos idiomas, para utilizarlos en tu lengua materna y en la original del vídeo que estás viendo.

Por supuesto, puedes ajustar la velocidad del vídeo (y así hacerlo más lento si necesitas más tiempo para leer) o puedes volver a escuchar automáticamente una frase pulsando el botón correspondiente.

Además, en el costado lateral encontrarás la transcripción de lo que se está diciendo, y ya están subrayadas algunas palabras útiles para tu nivel que quizá no conozcas.

Incluso puedes darle clic a la palabra que te interesa y que no conoces y agregarla a tus propias tarjetas.

Después, puedes repasar las palabras guardadas en tus tarjetas y poner tu conocimiento a prueba con concursos interactivos que, como novedad, ¡incluyen un repaso de la pronunciación de cada palabra! La plataforma te dará un puntaje con base en tu pronunciación.

 Si quieres probar Lingopie para aprender italiano (o cualquier otro idioma), basta hacer clic en el link a continuación para recibir un descuento del 55% y la posibilidad de probar Lingopie de manera gratuita durante 7 días: https://learn.lingopie.com/learn_amo

2. Nivel principiante

Es importante recordar que, especialmente en este nivel, las películas y series no sustituyen el estudio estructurado (libros, gramática, clases) sino que más bien sirven de apoyo para el aprendizaje.

De hecho, para poder progresar y así apreciar aún más el contenido, es fundamental tener los conocimientos gramaticales y estructurales de base de una lengua.

Una clave fundamental en la que enfocarse a este nivel es mantener alta la motivación. Porque cuando se comienzan a ver las dificultades y los errores, existe el riesgo de querer abandonar todo.

Por lo tanto, las series de televisión y las películas nos ayudan a despertar o mantener alto nuestro interés, dándonos una buena razón para seguir trabajando duro: ser capaces, con el tiempo y la práctica, de seguir la historia, incluso sin subtítulos y de poder entender las bromas y demás.

Por el momento, para un principiante que busca aprender de manera interactiva y amena a través de la visualización de películas o series, es importante concentrarse en tres aspectos principales: la pronunciación, el ritmo del idioma y la adquisición de un vocabulario básico

Por ejemplo, podrías intentar reconocer términos y expresiones que ya hayan aparecido previamente y tratar de imitar su pronunciación. Puedes pausar la reproducción, leer los subtítulos, identificar la palabra, pronunciarla varias veces, luego reanudar la escena y escuchar cómo la pronuncian los actores, y luego pausar nuevamente y repetirla una y otra vez. Esto es especialmente útil para las palabras que sientas que te serán útiles en tu vida y en tu proceso de aprendizaje.

En este sentido, Lingopie ofrece un gran soporte, ya que resalta las palabras útiles para tu nivel y así puedes reconocer qué palabras conoces y cuáles hay que aprender aún.

En un principio, es conveniente elegir películas o series diseñadas específicamente para quienes están aprendiendo el idioma en lugar de aquellas dirigidas al público nativo.

Eventualmente, se podría considerar ver dibujos animados para niños, aunque a veces puedan resultar un poco aburridos. Sin duda, las frases y palabras son más sencillas, se pronuncian más lentamente y, por lo tanto, pueden facilitar este proceso de aprendizaje.

Además, mi sugerencia es ver siempre dos veces el mismo episodio o película. La primera vez con subtítulos en dos idiomas, y la segunda vez con subtítulos solo en el idioma que estás aprendiendo, para concentrarte exclusivamente en él. Si tienes tiempo, también puedes verlo una tercera vez sin subtítulos, para sumergirte por completo.

3. Nivel intermedio

En este caso, el objetivo es aprender frases enteras y ver como se utilizan en contexto.

Una vez que aprendas la frase, podrás concentrarte en la sintaxis (la estructura), la gramática y las expresiones fijas, además de encontrar palabras que aún no conoces.

En este nivel, lo ideal sería utilizar únicamente los subtítulos en el idioma original, es decir, sin la traducción completa, para poner a prueba tus habilidades. Si en algún momento necesitas conocer el significado de una palabra, plataformas como Lingopie te permiten hacer clic para obtener la traducción 

Ahora, según el tiempo libre del que dispongan y cómo se sientan, en un nivel intermedio pueden abordar películas y series de dos maneras diferentes:

  • Enfoque cualitativo → selecciona solo una escena o un fragmento de la película (un máximo de 10 minutos) y trabaja de manera activa con esta parte: anota todas las palabras/estructuras que no conocías, luego revisa la misma escena e intenta repetir las frases completas con la misma pronunciación, acento y entonación que los actores en la película. Después de hacer esto, puedes verla una última vez sin subtítulos solo para apreciarla en su totalidad, ahora que sabes todo lo que se dice.
  • Enfoque cuantitativo → esta es una manera de ver más relajada, pero también más inmersiva, perfecta para los momentos en los que te sientes agotado y sin energía para escribir o hablar. Elige el contenido que desees ver, reprodúcelo, en lo posible, sin pausar el video constantemente y sin detenerte demasiado en los detalles. El objetivo en este punto es evitando comprender el mensaje general.

Otro ejercicio que puedes intentar es relatar en voz alta, en el idioma que estás aprendiendo, lo que acabas de ver/ lo que acaba de suceder en la escena, incluso si ni no lo has entendido por completo.

Al hacerlo, te acostumbrarás a relatar con tus palabras y a discutir sobre películas o series si la oportunidad se presenta de hacerlo con otras personas.

Aunque no recuerdes las palabras exactas, puedes expresar su significado mediante una frase descriptiva.

4. Nivel avanzado

En este nivel de seguro comprendes casi todos los diálogos de la película o la serie; tu compresión estaría entre el 80-90% del contenido.

Los objetivos aquí son la inmersión y la asimilación de vocabulario específico de diferentes contextos, además de expresiones coloquiales, expresiones idiomáticas y chistes que te permitirán expresarte como un hablante nativo.  

Llegado a este punto, se deberían quitar los subtítulos por completo y así poder disfrutar sin problemas de la película o la serie escogida.

Además, a este nivel, puedes practicar la técnica del ‘shadowing‘, de la que hablé en el nivel intermedio. ¡Claro está que depende de cada quien, qué tan complicado será el camino, al elegir películas, escenas y diálogos más complejos!

El truco de hablar solos sobre lo que se acaba de ver en pantalla sigue siendo completamente válido y es más, puedes incluso grabarte. ¡Al volver a escucharte deberías poder identificar los errores que tal vez cometiste y corregirlos!

¿Conocías ya estos trucos? ¡Ahora te toca a ti ponerlos en práctica! No olvides que puedes explorar las curiosidades de las regiones italianas, un artículo sumamente útil si estás pensando viajar a Italia.

Deja un comentario