¿Quién habla el italiano ESTÁNDAR? ¿Cuál es el AUTÉNTICO ACENTO? ¿Cuántos DIALECTOS hay en Italia?

En la siguiente clase vamos a analizar la situación lingüística de Italia, aclarando los temas que fascinan mucho tanto a los italianos como a los estudiantes extranjeros, pero que pueden crear al mismo tiempo un poco de dificultad cuando se trata con ellos, es decir: qué se entiende por italiano estándar (y cómo contrasta con los diferentes dialectos), cuál es el auténtico acentodóndequiénes los usan. ¡Quedaos con nosotros para saber más!


¿Aún no lo has hecho? Mantente informado, síguenos en YouTubeFacebookInstagramTwitter!

Italiano estándar, dialectos y el auténtico acento: qué son, quién los usa y dónde

 

Antes que nada, aclaremos qué se entiende por:

Lengua Estándar y Norma Lingüística

En general, el concepto de estándar, en lingüística, hace referencia a una lengua sometida a la codificación normativa, usada como modelo de referencia por su correcto uso y la enseñanza escolar.

En cambio, la norma lingüística, según el lingüista Claudio Giovanardi, se puede definir como:

«un conjunto de reglas que conciernen todos los niveles de la lengua (fonología, morfología, sintaxis léxico, textualidad), aceptado por una comunidad de hablantes y escritores (o al menos por la gran mayoría) en un determinado período y contexto histórico-cultural».

Por lo tanto, se puede considerar un proceso social y cultural que necesita 3 elementos:

1) hablantes y escritores profesionales, que producen textos modelo, generalmente considerados de gran valor.

2) autoridades normativas de lengua que proporcionan instrucciones y correcciones como, por ejemplo, la Accademia della Crusca en Italia.

3) códigos lingüísticos (gramáticas, diccionarios, etc.);

 

Lengua Estándar y Dialectos

Después de la premisa sobre la lengua estándar, es necesario añadir que esta se opone al dialecto.
En el caso de Italia, podemos contar miles y miles de dialectos, que constituyen el patrimonio lingüístico más rico y variado del panorama europeo.

Ahora, veamos las principales diferencias entre la lengua estándar y el dialecto:

– la lengua estándar goza de prestigio y se asocia con la clase alta, mientras que los dialectos normalmente están mal vistos y se asocian con la clase baja.

– la lengua estándar tiene una norma codificada, mientras que los dialectos no la tienen.

– la lengua estándar se usa a nivel nacional, mientras que los dialectos son regionales o locales.

– la lengua estándar se usa tanto a nivel escrito como a nivel oral, mientras que los dialectos tienen un uso oral.

Además, es interesante resaltar que, en la historia de más lenguas, uno de los dialectos en el que se articulaba un cierto espacio lingüístico se convirtió en lengua estándar.

Esto sucede cuando uno de los dialectos, por una serie de motivos, como:

  • ser hablado por la clase dominante
  • dar vida a una amplia producción literaria 
  • ser expresión de una comunidad de vanguardia en la economía

comienza en:

  • ganar prestigio,
  • ampliar sus estructuras 
  • aumentar sus funciones,

hasta convertirse en una lengua totalmente elaborada y promovida como el modelo lingüístico en el que se vea reflejado la sociedad.

Este es el caso de Italia, donde el toscano florentino, que era uno de los tantos vulgares hablados en Italia, con su calificación como estándar, consintió a los otros vulgares italianos convertirse en dialectos.

Nota: Lengua vulgar es una expresión con la que se indican las lenguas habladas por la población de la Edad Media en Europa occidental y derivadas del latín, ya que el latín clásico, a causa de la caída del Imperio romano de occidente y de una consecuente reducción de las comunicaciones, evolucionó de forma diversa de región en región.

Origen del italiano estándar y pronuncia

La variedad estándar del italiano se basa en el vulgar florentino del siglo XIV que, gracias al prestigio literario de Dante Alighieri, Francesco Petrarca y Giovanni Boccaccio y gracias al predominio económico y cultural que consiguió en esa época la ciudad de Florencia, obtuvo el carácter de lengua literaria con los requisitos apropiados para responder a la exigencia de lengua unitaria idónea para la reforma cultural del Renacimiento.
En la primera mitad del siglo XVI, con las primeras gramáticas del vulgar que difundieron el modelo florentino como lengua literaria en toda Italia, se establecieron las normas del italiano, marcando la regulación como lengua estándar.

La publicación de algunas obras influyeron en particular la estandarización del italiano, concretamente:

– «Prose della volgar lingua«, de Pietro Bembo, publicada en Venecia en 1525,

– «La Grammatichetta vaticana» de Leon Battista Alberti

– la primera edición del «Vocabolario degli Accademici della Crusca«, publicada en 1612 (a la que le siguieron con el tiempo varias ediciones revisadas y mejoradas)

Aun así, el italiano estándar nunca ha coincidido en su totalidad con el florentino y, de hecho, a partir del siglo XVII comenzó a aprobar novedades de diferente procedencia, distanciándose además del florentino de la Unidad de Italia.

Sin embardo, por lo que respecta a la pronuncia estándar del italiano, la cuestión es un tanto compleja.

De hecho, Gian Luigi Beccaria, señala que:

“el italiano de pronuncia estándar es una realidad lingüística en gran parte considerablemente minoritaria en un uso solo del 1% de la población italiana”.

Y añade:

 “en Italia, unos más que otros, todos hablan con algún rasgo regional. No hay nadie en Italia que tenga el italiano estándar como lengua materna.»

 

ATENCIÓN: A pesar de que el italiano deriva en gran parte del toscano florentino, hay algunas características en la pronuncia del toscano florentino moderno que se diferencian mucho de la pronuncia estándar. Así que, los florentinos no disponen de una pronuncia estándar auténtica.

De hecho, ese 1% de población italiana que domina la auténtica pronuncia estándar, mencionada por Beccaria, corresponde a las personas del mundo del espectáculo, periodistas y presentadores de televisión que han asistido a cursos de dicción.

 

De todos modos, la pronuncia estándar no es un aspecto fundamental para quien estudia italiano; lo que de verdad es importante es hablar de forma apropiada, usando estructuras gramaticales correctas y el vocabulario adecuado según el contexto y la situación. Por eso, os aconsejamos que aprovechéis nuestra oferta 2×1, en la que, por solo 69€, podréis acceder a nuestro curso Italiano in Contesto y nuestro libro Italiano Colloquiale que os ayudarán a aprender italiano en los diferentes contextos del día a día y las expresiones más usadas en contextos informales.

Deja un comentario