Los museos más EXTRAÑOS de Italia: de verdad, ¡no lo creerías!

Italia es una meta turística muy solicitada por los turistas extranjeros: en particular, es un país muy amado por sus espectaculares ciudades como Roma, Florencia, Venecia, Milán, y admiradas sobretodo por su historia y su arte, por lo tanto por sus museos, como «gli Uffizi» o la «Galleria Borghese», los cuales albergan obras extraordinarias. Aun así, hoy no vamos a hablar de esos museos tan renombrados y conocidos, sino más bien de los más extraños y extravagantes que debéis visitar al menos una vez en la vida.

¿Aún no lo has hecho? Mantente informado, síguenos en YouTubeFacebookInstagramTwitter!

Los 10 museos italianos más raros que se deben visitar

 

1) Museo del Gelato (Museo del helado)

Este museo que se encuentra cerca de Bolonia, en Anzola (Emilia Romaña), está dedicado en su totalidad a la historia, la cultura y la tradición del helado artesanal italiano, mostrando cómo la preparación del helado ha evolucionado con el paso del tiempo, desde 12000 a.C. hasta nuestros días. Además, también se pueden ver a los trabajadores en funcionamiento para conocer cómo se prepara el helado en la actualidad, pero sobretodo es posible saborear varios productos!

 

2) Museo della Bora o Magazzino dei Venti (Museo de la Bora o Almacén de los vientos)

Este museo, situado en Trieste y de acceso gratuito, se dedica a la Bora, un viento frío y muy fuerte que caracteriza a esta ciudad italiana. A los creadores les gusta definirlo como “museo en progreso”, es decir, no se trata de un espacio que se considere acabado y estático, sino que está en continuo movimiento, un poco como el mismo viento; allí, los visitantes se pueden documentar sobre el viento y leer las obras de autores famosos como Rodari o Stendhal, quienes citaron este viento triestino.

Son dos los elementos que caracterizan este museo:

el archivo de los Vientos del Mundo: es decir, una recopilación de los vientos en cajas (o en botellas) enviados por los visitantes, recogidos de vacaciones o de su propia ciudad, y que se exponen para que los visitantes los puedan admirar.

–  diversos juegos disponibles: como cruzar una calle con ráfagas de 100 km/h!

 

3) Museo della Merda (Museo del estiércol)

Este particular museo, situado en la provincia de Piacenza (Emilia-Romaña), se instaló en el interior de un castillo reestructurado, y analiza la… caca… desde un punto de vista ecológico, puesto que es un producto muy útil y reutilizable, sea como abono en la agricultura que como material base para los ladrillos y los recubrimientos, e incluso para producir metano; sin embargo, también desde el punto de vista histórico, descubriendo todos los usos de esta «preciosa sustancia», desde el pasado hasta nuestros días. Además, también hay una tienda donde se pueden comprar productos hechos de «Merdacotta», un compuesto de estiércol y arcilla, como jarrones, platos, vasos…

 

4) Museo del Risparmio (Museo del ahorro)

Este museo, situado en Turín, se centra en el dinero en todos sus matices y es adecuado también para los más pequeños, ya que les educa en el valor de este. En el recorrido del museo, se incluye la historia de la moneda, desde el intercambio hasta el Banco Central Europeo, pasando -por la crisis del ’29 y muchas otras épocas interesantes. También se encuentra una sección destinada al aprendizaje de conceptos fundamentales como: acciones (azioni), cédulas (obbligazioni), derivados (derivati), fondo de pensiones (fondi pensioni) o pólizas (assicurazioni) entre otros, todo esto acompañado también por una parte más interactiva.

 

5) Museo del Falso (Museo del fraude)

Se trata de un museo, situado cerca de la ciudad de Biella (Piamonte), en el Castello di Verrone, creado con el propósito de hacer reflexionar a los visitantes sobre el concepto de «fraude», exponiendo todos los fraudes de la historia. De hecho, con este recorrido histórico se invita al espectador a reflexionar sobre los engaños cometidos en el pasado con el fin de entender los mecanismos y aprender a diferenciar y desenmascarar los fraudes en el mundo de hoy en día.

 

6) Museo dei Cavatappi (Museo de los sacacorchos)

Este museo se encuentra en Barolo (Piamonte), una de las ciudades más famosos por su producción de vino, y expone 500 ejemplares de sacacorchos antiguos provenientes de todo el mundo y que fueron realizados a partir de 1600, contando su historia y curiosidades.

 

7) Museo del Rubinetto (Museo del grifo)

Este museo se encuentra en la provincia de Novara (Piamonte) y, en efecto, expone grifos, mostrando su evolución tecnológica con el paso del tiempo y la relación del ser humano con el agua y cómo éste ha logrado dominarla y beneficiarse de ella para sus propios fines. El propósito de esta estructura no es otro que sensibilizar un uso responsable del agua para que todo el mundo pueda acceder a ella.

 

8) Museo della Satira e della Caricatura (Museo de la sátira y la caricatura)

Este museo está situado en uno de los sitios más exclusivos de Italia, Forte dei Marmi, en Versilia (Toscana), y es el lugar perfecto para los amantes de la política que quieran leer tiras cómicas y admirar caricaturas actuales o pasadas procedentes de todo el mundo, y que tienen como protagonistas a varias personas poderosas. Además, el museo alberga también una colección de los periódicos y las revistas satíricas más famosos de la historia.

 

9) Museo dei Lucchetti (Museo de los candados)

Este museo, situado en la provincia de Parma (Emilia-Romaña), es el primero en el mundo dedicado a estos pequeños objetos: la colección que se expone es la de Vittorio Cavalli, un carpintero que se convirtió en coleccionista de candados después de recibir uno durante el servicio militar y que en setenta años ha reunido más de 4.000 cerraduras portátiles de todo tipo, época, material, dimensión y forma, originarias de todas las partes del mundo, sobretodo de Europa y Asia.

 

10) Museo vivente degli Insetti (Museo viviente de los insectos)

Este museo, que se encuentra en Padua (Véneto), es perfecto para los amantes de estas pequeñas criaturas, incluidos los niños que tendrán a su disposición una zona completa dedicada a a estos bichos, Insettolandia, que proporciona juegos y actividades didácticas, mientras que todos los demás visitantes podrán encontrar contenidos multimedia y otras actividades interactivas. Las colecciones que alberga el museo, conservadas en antiguas vitrinas, se dividen en varias secciones temáticas, que muestran abejas, gusanos de seda, arañas, escorpiones.

 

Bien, ¡estos son los museos más extraños de Italia! Decidnos en los comentarios si los conocíais y si los habéis visitado. En cambio, si queréis descubrir los sitios más bonitos pero desconocidos de la península, ¡no os perdáis nuestro vídeo dedicado a este tema!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.