Cosas para VISITAR y HACER en CINQUE TERRE en Liguria (Italia)

Nos gustaría llevarle a descubrir las Cinque Terre, uno de los destinos más populares entre quienes visitan Italia. Si nunca ha estado allí, o quiere saber más sobre estos hermosos lugares, ¡quédese con nosotros!

Cosas que HACER y VER en Cinque Terre

¿Qué son las Cinque Terre y dónde se encuentran?

Las denominadas «Cinque Terre» son un encantador tramo de costa irregular que se extiende 18 kilómetros a lo largo de la Riviera Ligur de Levante.

Gracias a la particular variedad del paisaje, se han convertido en uno de los destinos turísticos más populares de los últimos años. Sobre las aguas cristalinas del Mediterráneo se eleva una cadena de montañas paralela a la costa, con espléndidas playas dispuestas a satisfacer hasta los gustos más exigentes. De hecho, hay de todo tipo, de arena para los que quieren relajarse construyendo un bonito castillo o de guijarros, para los que quieren evitar los molestos granos entre los dedos de los pies o en el traje de baño. El azul del mar contrasta con el verde de los exuberantes viñedos y las especies aromáticas como el romero, el tomillo, el helicriso y la lavanda.

Un poco de historia…

La historia de este lugar es bastante interesante y los primeros fósiles de animales encontrados se remontan al Paleolítico. En la Grotta dei colombi, en la isla de Palmaria, se han encontrado restos de enterramientos que certifican que la zona ya estaba habitada en la prehistoria, mientras que otros objetos, como hachas, sugieren que estos pueblos eran hábiles cazadores, sin duda favorecidos por la abundante caza. Hacia Campiglia Tramonti se han encontrado otros vestigios de especial relevancia, megalitos posiblemente precursores de la estatua-estela/menhir o, según algunos estudiosos, asociados al calendario.

Los nombres de algunas de las aldeas tienen un origen latino que puede deberse a la conquista romana del territorio, aunque todavía no se han encontrado pruebas para afirmarlo con certeza. Sin embargo, las Cinque Terre nacieron en realidad en la Edad Media, una vez que las poblaciones del Val di Vara superaron el obstáculo del mar en plena migración. En contra de lo que cabría imaginar, no eran grandes pescadores, sino más bien agricultores, lo que llevó a aterrizar las laderas de las montañas, principalmente para el cultivo de vides y olivos. En la época moderna, la zona se convirtió oficialmente en territorio genovés y fue durante estos años cuando nació el apelativo de «Le Cinque Terre«, utilizado por primera vez por un funcionario en su informe a Génova.

¿Por qué el nombre de Cinque Terre?

Cinco porque son cinco pueblos (Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza y Monterosso) con características similares y tierras porque ese era el término utilizado para hablar de ellas en el dialecto ligur de la época. A la gente de lejos le daban la idea de estar alejados del resto del mundo por su carácter de cuento de hadas. ¿Quién podría culparlos?

A día de hoy siguen siendo un pedazo de paraíso virgen y son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1997 como «sitio cultural de valor excepcional, que representa la interacción armoniosa entre las personas y la naturaleza que crea un paisaje de excepcional calidad escénica…».

Lugares de visita obligada

Cada pueblo tiene algo especial y merece ser visitado de arriba abajo, pero si el tiempo no acompaña, hay algunas paradas imprescindibles.

Si sale de La Spezia, el primer pueblo que encontrará es Riomaggiore, también punto de partida del Sentiero Azzurro que lo une con los otros cuatro. Aquí, las casitas de colores brotan como setas y se asoman a las cristalinas aguas del Mediterráneo; para admirarlas desde el mejor lugar, vaya al puerto.

A continuación se encuentra Manarola, una aldea de Riomaggiore, que destaca sobre un fondo de viñas y olivos. El centro de la vida del pueblo es la plaza Papa Innocenzo IV, con monumentos históricos como la iglesia gótico-liguriana de San Lorenzo y el elegante campanario de mármol blanco.

Continuando con este recorrido, se llega a Corniglia, que se diferencia de los demás pueblos por estar situada en lo alto de un promontorio a casi 100 metros sobre el nivel del mar. El ejemplo más destacado de la arquitectura es la iglesia de San Pietro, embellecida por un rosetón de mármol blanco de Carrara en la fachada. Su corazón es «la terraza», que ofrece una impresionante vista del mar.

El más llamativo de los puertos de Cinque Terre es, según muchos, el de Vernazza, por ser el único natural.

Finalmente, el último y más grande pueblo es Monterosso al Mare. Dé un relajante paseo por la suave arena de la playa de Fegina y al final podrá admirar la impresionante Estatua del Gigante donde, más allá del aparcamiento, comienza el pequeño puerto.

Especialidades gastronómicas

Merece la pena visitar las Cinque Terre no sólo por su belleza, sino también por su gastronomía. Las especialidades son numerosas y uno tiene mucho donde elegir. Para los que quieran ser plenamente ligures, está la típica focaccia con agujeros y un buen plato de pasta trofie aderezada con pesto, mientras que para los paladares más delicados, el frisé de burbugiun (buñuelos de flor de calabaza) es el acompañamiento perfecto. Nada mejor que una copa de vino para acompañar esta aventura; los más conocidos son el vino blanco doc y el Sciacchetrà, pero déjese tentar por las degustaciones en las vinotecas locales.

Tradiciones y fiestas especiales de las Cinque Terre

  1. Según la tradición, todos los años, en agosto, se celebra en el Golfo dei Poeti la más famosa competición de natación a campo través desde Porto Venere hasta Lerici, con una distancia total de 8 km. En su 36ª edición, la Copa Byron está dedicada a Lord Byron, que fue el primero en completar la larga travesía a nado.
  2. Una de las Cinque Terre, Manarola, acoge cada año el mayor belén del mundo, que se construye justo en su colina. Piensa que para esta obra maestra se utilizan más de 8 km de cables eléctricos, 17.000 bombillas y más de 300 figuras de tamaño natural.
  3. Otro acontecimiento muy especial es la Navidad submarina de Vernazza, que se celebra con el nacimiento del Niño Jesús en las aguas del pequeño golfo a medianoche, seguido de la típica misa de Navidad.

¿Le apetece salir a descubrir estos lugares encantadores, absolutamente únicos en el mundo? ¿A qué espera para emprender este nuevo viaje? Si te apetece ver otra maravillosa ciudad de Lingua, echa un vistazo también a nuestro vlog grabado en la Spezia.

Antes de despedirnos, también queríamos recordarte que si te gustan los contenidos que publicamos en nuestra web y en nuestro canal, LearnAmo, puedes apoyarnos con una pequeña donación que nos permitirá seguir ofreciéndote muchos nuevos contenidos gratuitos.

Deja un comentario