10 CHISTES «cutres» en italiano

¿Que qué es una «battuta squallida” (o una freddura) en italiano? Es un chiste, un juego de palabras divertido y gracioso.

Chistes italianos que te harán llorar de risa (quizás)

En este artículo hemos creado una lista de 10 chistes italianos y hemos explicado su significado.

1. «Che cosa fanno otto cani in mare?»

«Il can-otto!»

La pregunta es bastante sencilla y se refiere a lo que podrían hacer ocho perros en el mar. La respuesta juega con las palabras “cane” y “otto”, uniéndolas y provocando que se cree la palabra “canotto” (en esp. bote o lancha), que en italiano hace referencia a una pequeña embarcación que se usa para el transporte de personas.

2. «Cosa fa un ginocchio in discesa?

«Rotula!»

Se plantea una pregunta en la que se cuestiona qué nos hace una rodilla durante la bajada de una pendiente.

La chistosa respuesta no se hace esperar ya que juega con la palabra “rotula” (que es un hueso que se encuentra en la rodilla), que recuerda mucho a la palabra italiana “rotolare” (verbo que indica un movimiento rotatorio continuo, sobre todo en una bajada).

3. «Ma se io mi metto la camicia di lino, poi Lino che si mette?»

Esta pregunta tan bromista hace referencia a la repetición de la palabra “lino”.

En italiano “lino” indica la tele de la que está compuesta la camisa. Mientras que Lino (en mayúscula) es un nombre propio de persona en italiano.

El juego de palabras se encuentra precisamente en el nombre de la persona que se pregunta, por lo tanto, qué podría llevar puesto Lino si la camisa de lino ya la lleva otra persona.

4. «Cosa fa un gallo in chiesa?»

«il chicchirichetto!»

La respuesta es un juego de palabras entre “chicchirichì”, versión onomatopéyica del canto del gallo, y “chierichetto” es un joven que desarrolla trabajos litúrgicos en una iglesia.

5. «Vorrei acquistare una camicia.»

«La taglia…?»

«No, la porto via intera.»

Vamos a imaginarnos que estamos en una tienda y le pedimos al dependiente una camisa que nos gustaría comprar. El dependiente nos pregunta la talla y por lo tanto el tamaño que solemos llevar.

Sin embargo, en italiano preguntar solo “La taglia?” también puede significar «tagliare«, es decir, cortar o trocear algo. De modo que la respuesta chistosa a esta pregunta sería “la porto via intera” (en esp. «me la llevo entera») en alusión a que no hace falta cortar la camisa que queremos comprar porque necesitamos la prenda entera.

6. «Ho finito le battute in serbo… e adesso inizio quelle in croato»

La broma juega con ‘in serbo‘, que en italiano tiene un doble significado: puede significar ‘que se guarda para después’ (chistes en reserva = chistes guardados, solo para nosotros, tal vez en nuestra mente); pero también puede referirse a ‘en lengua serbia’.

Así es como surge el chiste: los chistes ‘en reserva’ han terminado, puedo empezar a contar los chistes ‘en croata’, jugando con la contraposición de los idiomas de Serbia y Croacia.

7. «Che vitaccia!» – disse il cacciavite.

El destornillador es un objeto inanimado que no puede hablar, pero la gracia de los chistes radica precisamente en su absurdez.

El destornillador, que es una herramienta utilizada para apretar los tornillos, dice que lo que está viviendo es una ‘vitaccia’.

El chiste juega con el doble significado de ‘vitaccia‘: 1. despectivo para ‘vida’ (una vida fea); 2. despectivo para ‘tornillos’ (tornillos que no son buenos).

8. «Ma perché i gatti hanno i canini ma i cani non hanno i gattini?»

Esta broma juega con la contraposición entre perro/gato.

En el centro del debate están los «canini«, que son un tipo de dientes afilados que tienen todos los animales (incluidos los seres humanos).

El chiste juega con la similitud de ‘canino‘ (diente) con la palabra ‘cane’ (perro: ‘canino’ como ‘pequeño perro’).

Los gatos, como todos los animales, tienen ‘canini’ (dientes), ¡pero los perros no tienen ‘gattini’ (gatitos)!

9. «Qual è la città preferita dai ragni?»

«Mosca!»

«Mosca» es la capital de Rusia, pero en italiano la palabra ‘mosca‘ (con minúscula) también se refiere a un tipo de insecto, la comida favorita de las arañas, que las atrapan envolviéndolas en su telaraña…

10. «Un uomo entra in un caffè. SPLASH!»

En italiano se puede decir “entrare in un caffè” como sinónimo de “entrare in un bar”.

No obstante, si tomamos la frase literalmente, “entrare in un caffè” significa entrar dentro de la verdadera bebida.

Y seguramente el sonido que haríamos seria “SPLASH!”, que es la onomatopeya de cuando algo se cae dentro de un líquido, provocando alguna que otra salpicadura.

Estos chistes son algo «cutres» ¡pero muy divertidos! Si el tema te ha parecido interesante, puedes profundizar en otras expresiones particulares que están relacionadas con el tema de los trabalenguas italianos.

Deja un comentario