COTILLEAR en ITALIANO: ¡VERBOS y EXPRESIONES para hablar como un italiano!

¿Quién no ha chismoseado al menos una vez en su vida? No es bonito, pero a veces no podemos contenernos y dar nuestra opinión sobre algo sin que los interesados directos lo hayan pedido.

En esta lección, veremos el vocabulario relacionado con el CHISME y las COTILLEOS, ¡además de expresiones idiomáticas sobre el mismo tema!

Veremos vocabulario relacionado con el cotilleo y el chismorreo, así como expresiones idiomáticas sobre el mismo tema. Síganos hasta el final para descubrir el vocabulario fundamental.

1. Cotillear en italiano: VERBOS

Spettegolare (Cotillear): la tendencia o la costumbre de hablar a espaldas de los demás, o con el fin de simplemente expresar opiniones sobre asuntos que no nos conciernen, o con el fin de criticar.

Verbos similares son: ciarlare y cianciare. Ambos indican entretenerse durante mucho tiempo en charlas ociosas, a menudo sobre otras personas. Pero también sparlare, que sólo tiene el significado negativo de «hablar mal de otras personas a sus espaldas».

Del verbo «cianciare» procede la exclamación «Bando alle ciance!«.

Ciance son (en toscano) las charlas fútiles y vanas. Es por eso que «Bando alle ciance!» significa «¡Basta con las charlas y los cotilleos inútiles!». Se usa cuando queremos invitar a nuestro interlocutor a dejar de perder tiempo con charlas y cotilleos para empezar a hacer algo concreto.

Ejemplo:

Detesto andare in ufficio perché i miei colleghi spettegolano tutto il tempo e io devo lavorare per tutti! (– ¡Odio ir a la oficina porque mis compañeros de trabajo cotillean todo el tiempo y tengo que trabajar para todos!)

Pettegolezzo (Cotilleo): comentario inoportuno o indiscreto o malicioso sobre alguien que no está presente. En resumen, puede tener una matiz neutral (se habla solo por hablar) o más negativa (realmente se quiere hablar mal de la otra persona).

Este término tiene muchos sinónimos, como: diceria, gossip, ciarla, chiacchiera, rumor, voce (di corridoio), maldicenza (este es el único sinónimo que se puede usar solo en sentido negativo y no neutral).

Ejemplo:

– Devi credere a ciò che ti dico, non devi dare ascolto alle voci di corridoio e ai pettegolezzi che circolano sul mio conto. (– Debes creer en lo que te digo, no debes prestar atención a los rumores y cotilleos que circulan sobre mí.)

Pettegolo (Cotilla o Chismoso): persona que cotillea, es decir, aquel o aquella que tiene la costumbre de hablar sobre los demás, reportando indiscretamente o con malicia los hechos de otros.

Curiosidad: la palabra “pettegolo” deriva de “peto” (pedo), pueden imaginar por qué: se refiere a la incontinencia verbal de un chismoso, a su incapacidad para contener los comentarios.

Ejemplo:

Riesco a confidarmi con Luisa perché so che non è una pettegola e non direbbe mai i fatti miei in giro. (– Puedo confiar en Luisa porque sé que no es una cotilla y que nunca contaría mis cosas por ahí.)

Ficcanaso (Entrometido): no es necesariamente un cotilla, pero definitivamente es una persona que se entromete en asuntos que no le conciernen en absoluto.

Ejemplo:

– Il nostro vicino è un ficcanaso, controlla sempre a che ora entriamo o usciamo di casa. (– Nuestro vecino es un entrometido, siempre está comprobando a qué hora entramos o salimos de casa.)

Chiacchierone (Charlatán): persona que habla mucho sin razón y que no sabe guardar un secreto. Está claro que un charlatán no es necesariamente un cotilla, también puede ser simplemente una persona a la que le gusta hablar de todo y de nada. Sin embargo, también es posible utilizar el adjetivo como sinónimo de «cotilla».

Ejemplo:

– Quel chiacchierone di Luca ha raccontato tutto al mio capo. Che figura! (– Ese charlatán de Luca se lo ha contado todo a mi jefe. ¡Qué vergüenza!)

Linguacciuto (Lenguazas): este término también es sinónimo de «pettegolo», pero tiene solo un matiz negativo. Un linguacciuto es aquel que tiende a hablar mal, a tener siempre una respuesta lista y a responder siempre con comentarios punzantes, provocativos, arrogantes u ofensivos.

Ejemplo:

– Marco è maleducato e anche linguacciuto! (– ¡Marco es un maleducado y también un lenguazas!)

Malalingua (Malhablado o Deslenguado): el que cotillea en un sentido totalmente negativo, con el malicioso propósito de ofender y despreciar.

Ejemplo:

– Riccardo è una persona subdola: è una spia e una malalingua, non devi assolutamente fidarti di lui. (– Riccardo es una persona astuta: es un soplón y un malhablado, no debes confiar en él en absoluto.)

2. Cotillear en italiano: EXPRESIONES

Veamos a continuación algunas expresiones que se utilizan para referirse al acto de cotillear:

Essere pettegolo come una portinaia (Ser cotilla como una conserje): expresión que significa ser cotilla, charlatán, como las conserjes, tradicionalmente descritas como aquellas que están interesadas y conocen todos los hechos de los inquilinos.

Ejemplo:

– Beatrice sa tutto di tutti, è pettegola come una portinaia. (– Beatrice sabe todo de todos, es cotilla como una conserje.)

Tagliare e cucire / Avere una lingua che taglia e cuce (Cortar y coser / Tener una lengua que corta y cose): acción propia de una persona maliciosa, cotilla, pero también que es capaz de responder con firmeza.

Ejemplo:

– Sta’ attento a quella persona. Quella là c’ha una lingua che taglia e cuce. (– Ten cuidado con esa persona. Esa tiene una lengua que corta y cose.)

Dire peste e corna (Decir/hablar/echar pestes de alguien): cotillear sobre alguien, abundando en maldades y diciendo de todo sobre su cuenta, casi despreciándolo e insultándolo indirectamente.

Ejemplo:

– Serena sembra carina e gentile, ma poi, alle spalle, dice peste e corna di tutti! (– Serena parece bonita y amable, ¡pero luego, a sus espaldas, dice pestes de todos!)

Avere la lingua lunga (Tener la lengua larga): se dice de una persona que habla demasiado y cuenta sus cosas o las de los demás. También se utiliza para referirse a alguien que es incapaz de guardar un secreto.

Ejemplo:

– Sono una persona molto riservata e parlo poco, nessuno può sostenere che io abbia la lingua lunga. (– Soy una persona muy reservada y hablo poco, nadie puede afirmar que yo tenga la lengua larga.)

Avere la lingua biforcuta (Tener la lengua bífida): se dice de una persona mentirosa, traidora, que siempre habla mal de todos. La referencia original se remonta a la lengua de las serpientes, comúnmente consideradas animales astutos e infieles.

Ejemplo:

– Io e Rita abbiamo litigato, ho finalmente aperto gli occhi sul suo conto: è una persona cattiva e dalla lingua biforcuta. (– Rita y yo discutimos, por fin abrí los ojos: es una persona mala y de lengua bífida.)

Tenere a freno la lingua (Morderse la lengua): esta expresión indica perfectamente lo que deberían hacer los cotillas: cuidar su forma de expresarse, no usar un lenguaje inapropiado, no dar respuestas irreverentes o groseras, no cotillear, no revelar confidencias o secretos.

Ejemplo:

– Dovresti tenere a freno la lingua, stai esprimendo dei pareri non richiesti e su questioni che non ti competono! (– ¡Deberías morderte la lengua, estás expresando opiniones no solicitadas sobre asuntos que no te incumben!

¡Así es, hemos llegado al final de esta interesante lección! Se darán cuenta de lo útiles que pueden ser estos verbos y expresiones en una conversación, porque ya saben… un poco de cottileo nunca está de más. Para continuar, les recomendamos nuestro artículo sobre el Léxico del MAQUILLAJE, ¡así el cotilleo no será el único tema de conversación!

Deja un comentario