VOCABULARIO de la PELUQUERÍA: cortar y peinar el pelo en Italia

Esta mañana, ¡el pelo de Graziana era un desastre! Por este motivo, ha decidido ir a su peluquería de confianza, Annagrazia, con la esperanza de que lo pudiera arreglar y hacer un milagro. Venid con nosotros y descubramos juntos cuáles son todas las palabras y las expresiones italianas más utilizadas cuando se va a la peluquería.

¿Cómo hablar del pelo en italiano?

Gracias a este artículo vais a descubrir todas las palabras que os servirán para que os corten el pelo y explicar de la mejor forma posible lo que queréis. ¿Listos? Pero antes que nada… ¡alguna aclaración!

Parrucchiere o barbiere?

Annagrazia es una parrucchiera (peluquera). La parrucchiera (o il parrucchiere, si es un hombre) se encargan de cortar y arreglar el pelo a las mujeres.

En cambio, el barbiere (o la barbiera) se encarga de cortar el pelo a los hombres. Sin embargo, cada vez es más común ver peluqueros unisex, que tienen como clientes tanto a hombres como a mujeres.

El lugar en el que estas personas trabajan coge el nombre de su profesión (ejemplo: «Ha aperto un parrucchiere nuovo in centro«, «Vado dal barbiere» – «Han abierto una peluquería nueva en el centro», «Voy al barbero»), o también se puede hablar de “salone da parrucchiere”.

– Salve, sono qui per dare una sistemata ai capelli. («Hola, he venido para arreglarme el pelo»)
– Buongiorno, certamente! Vuole dare una spuntatina oppure vuole un vero e proprio taglio? («Buenos días, ¡claro! ¿Quiere cortarse las puntas o quiere un buen corte?»)
– No, no, sono già abbastanza corti così, preferirei solo dare una spuntatina e fare una bella piega. («No, no, ya son bastante cortos, preferiría cortar solo las puntas y hacer un acabado en plancha»)
– Perfetto! Si accomodi sul salottino. Non appena arriva il suo turno, la chiamo per fare lo shampoo. («¡Perfecto! Póngase cómoda en la sala de espera. Cuando llegue su turno la llamo para lavarle el pelo»)

Léxico para cortar, secar y teñir

Dare una spuntatina (cortar las puntas) = cortar solo las puntas del pelo un par de centímetros, solo para volver a darle vida al corte del cabello en general.

Taglio (di capelli) (corte de pelo) = cortar el pelo poco o mucho, hasta darle al pelo la longitud y la forma deseada.

Fare la piega (o messa in piega) (hacer la permanente) = alisar, ondular o rizar el pelo después de lavar. A menudo, para hacerlo, se usan instrumentos como el secador (l’asciugacapelli), el cepillo (la spazzola), el peine (il pettine), rulos (i bigodini), la plancha del pelo (la piastra).

Fare lo shampoo = lavar el pelo usando productos específicos como el champú y, a veces, el acondicionador (il balsamo) que ayuda a tener el pelo más suave.

– Bene, bene! Allora li accorciamo solo un po’? (Bien bien. ¿Entonces lo cortamos solo un poco?)
– Sì, esatto. Poi vorrei anche dargli un tocco diverso… Secondo lei cosa potrei fare? Forse una tinta? (Sí, exacto. Pero querría darle un toque diferente… ¿Qué podría hacer? ¿Teñirlo quizás?»)
– Ovviamente posso farle una tinta, ma questo sarebbe forse un cambiamento troppo drastico, non trova? Piuttosto, posso suggerirle altri trattamenti… Come le meches, i colpi di sole, oppure lo shatush. Che ne dice? («Obviamente se lo puedo teñir, pero sería un cambio demasiado drástico, ¿no cree? Más bien, le puedo sugerir otros tratamientos, como las mechas, los reflejos, o el shatush»)
– Ah sì! Mi piacerebbe tanto avere i capelli come le stelle di Hollywood! Vada per i colpi di sole allora! («¡Ah sí! Me gustaría mucho tener el pelo como las estrellas de Hollywood. ¡Vayamos a por los reflejos!»)
– Perfetto! Ottima scelta! Li schiariamo quindi? («¡Perfecto! ¡Buena elección! ¿Lo aclaramos?»)
– Sì… Forse dei riflessi color miele? («Sí… ¿quizás unos reflejos color miel?»)
– Andata! («Hecho»)
– Mi raccomando! Non mi metta delle extension come l’ultima volta! Ho sofferto un sacco per toglierle… («¡Por favor! ¡No me ponga extensiones como la última vez! Sufrí mucho para quitarlas…»)
– No no… Oggi una permanente, che ne dice? («No, no… hoy una permanente, ¿qué dice?»)
– *faccia shockata* (cara de sorpresa)
– Sto scherzando! Ahahah («¡Estoy de broma!»)

Fare la tinta (o il colore) (teñir) = tratamiento hace posible el cambio de color del pelo.

Meches (mechas) = técnica de tratamiento de pelo que tiñe solo algunos mechones de pelo. En la mayor parte de los casos, se trata de hacer de un color más claros los mechones con respecto al color natural (decolorazione), pero últimamente se ven también muchas mechas de tonalidad diversa en comparación con el color natural, como el verde, el azul o el fucsia.

Colpi di sole (reflejos) = este creativo nombre en realidad se refiere a una técnica en la que el pelo se oscurece o se aclara solo en algunas partes o mechones, en general mucho más pequeñas que las mechas. Además, el degradado con los reflejos es menos intenso.

Shatush = tratamiento que consiste en aclarar el pelo con un efecto más natural (en general) que las mechas porque se crea un degradado más largo y con tres tonos diferentes.

– Bene… Dopo questa bella piega, vuole anche un’acconciatura? Li vuole raccogliere? («Bien… después de este maravilloso planchado, ¿quiere un peinado? ¿Quiere un recogido?»)

– No, raccogliere no… Mica devo partecipare a qualche evento… Ma forse… Uno chignon? Qualcosa di elegante… («No, un recogido no… No tengo que participar en ningún evento… Pero igual… ¿un moño?»)

– Lasci fare a me! («¡Déjemelo a mi!»)

– *occhi al cielo* (ojos en blanco)

Arreglar el pelo

Extension = tratamiento que permite alargar el pelo y, a la vez, hacer la melena más densa mediante la aplicación de mechas de pelo que se pueden poner y quitar.

Permanente = tratamiento que hace el pelo rizado y sedoso por larga duración. El tratamiento opuesto, es decir, aquel que hace el pelo liso, se llama «contropermanente» o «stiratura capelli permanente».

Acconciatura (peinado) = modo de peinar y/o recoger (es decir, juntar) el pelo para crear un estilo en concreto.

Los peinados más famosos son:

Chignon (o crocchia o cipollotto) (moño) = peinado que se hace recogiendo el pelo con un nudo en la nuca o en la parte superior de la cabeza con accesorios como gomas de pelo (elastici), horquillas (forcine) y pasadores (fermagli). El medio chignon, en cambio, tiene la misma forma pero recoge solo una parte del pelo.

Treccia (trenza) = peinado que consiste en cruzar tres mechas de pelo pasando alternadamente una sobre la otra de modo que se reunen en una sola. Existen de varios tipos: a tre fili, francese, olandese, a coda di pesce, a cascata, in corda.

Coda di cavallo (cola de caballo) = peinado en el que el pelo se recoge en una grande mecha en la parte de atrás de la cabeza. La cola puede ser alta o baja, según la altura en la que se haga.

Codini (coletas) = versión más pequeña de la cola de caballo: normalmente son dos y se hacen cada una en un lado de la cabeza.

Dread = mechas de pelo trabajadas y atadas con un ganchillo (uncinetto). Por “rasta”, en cambio, se hace referencia a la persona que tiene los dread en su conjunto.

Frangia (flequillo) = pelo cortado corto que recae sobre la frente hasta las cejas. Puede ser: a tendina (abierto), berlinese (recto) o lunga (largo).

Ciuffo = gran mechón de pelo, más o menos largo, que cae de forma lateral sobre la frente.

Riga / Divisa (raya) = línea que separa el cabello. Cuando estáis en la peluquería, os podrá preguntar “Dove porta la riga?” («¿Dónde lleva la raya?»). A lo que podéis responder: “A destra” (a la derecha), “A sinistra” (a la izquierda) o “Al centro” (al medio).

Cresta = peinado en el que el pelo es estirado hacia arriba y fijado con gomina.

– Quanto le devo? («¿Cuánto es?»)
– Sono 50 euro.
– Accidenti! Avete aumentato i prezzi? («¡Vaya! ¿Habéis subido los precios?»)
– In realtà no. Ma prima, mentre le lavavo i capelli, ho notato che lei aveva della forfora, così ho utilizzato un prodotto specifico per questo problema. Questo ha aumentato il prezzo. («En realidad no. Pero antes, mientras le lavaba el pelo, he notado que tenía escamas, así que he usado un producto específico para este problema. Esto ha subido el precio»)
– Ah… Avrebbe potuto anche avvisarmi però… In ogni caso, tenga. Ecco a lei. («Ah… pero también me lo podría haber dicho… De todas formas, tenga. Aquí tiene»)
– Grazie! Senta, se vuole, può acquistare il nostro shampoo per capelli grassi a soli 15 euro. Vedrà che non se ne pentirà. («¡Gracias! Si quiere puede comprar nuestro champú para cabellos grasos por solo 15 euros. No se arrepentirá»)
– E va bene. Lo proverò. Ma se la forfora non va via, deve farmi il taglio gratis la prossima volta! («Vale. Lo probaré. Pero si las escamas no se van, tendrá que hacerme el corto gratis a la próxima»)
– *faccia preoccupata* (cara de preocupación)

Los problemas más frecuentes

Forfora = escamas blancas y secas que se producen en el cuero cabelludo y cuyas causas son, entre otras cosas, el estrés, el exceso de grasa o también por champús particularmente agresivos.

Doppie punte (puntas abiertas) = puntas del pelo que se separan en dos porque está debilitado.

Capelli grassi (cabello graso) = cabello tendencialmente grasoso y brillante que a menudo parece que esté mojado.

Capelli secchi (cabello seco) = cabello que se presenta apagado, opaco y árido («effetto paglia«). Además, tiende a partirse con facilidad y a dar origen a las puntas abiertas.

Capelli piatti = pelo aplastado (capelli schiacciati), sin volumen, pegado a la cabeza.

Capelli crespi (pelo encrespado) = pelo que, a diferencia de los de antes, está hinchado, electrizado, apagado y sin brillo.

Capelli fini (cabello fino) = pelo muy fino con respecto al normal y en general más débil y difícil de domar, ya que anula el efecto de un planchado.

En fin, ¿qué pensáis del planchado de hoy? ¿Annagrazia ha aprobado o ha suspendido? ¡Escribidlo en los comentarios! Y vosotros, ¿cómo os gusta llevar el pelo?

Si ahora que habéis aprendido el vocabulario de la peluquería, queréis saber más del léxico en el supermercado, no os perdáis el vídeo y el artículo que hemos hecho precisamente sobre este tema.

Pero si queréis potenciar vuestras capacidades intelectuales, os recomendamos que probéis Forbrain, un instrumento simple y fantástico al que le agradecemos por habernos ayudado a potenciar nuestra capacidad de memoria. Forbrain se presenta como un normal par de auriculares, pero es capaz de mejorar nuestras capacidades mentales repitiendo vuestra voz, a frecuencia amplificada, en vuestros oídos. De hecho, se ha probado científicamente que escuchar nuestra propia voz en tiempo real y a frecuencia amplificada ayuda a potenciar la memoria, concentración y función cerebral. Con Forbrain simplemente debéis leer y repetir en voz alta lo que tenéis que memorizar, de modo que Forbrain pueda transmitir el sonido de lo que decís a vuestros oídos para fijarlo mejor en vuestra mente. Forbrain es muy útil para memorizar listas de palabras, conjugaciones verbales, presentaciones, artículos de periódicos, entre otras cosas. Además, con el otro micrófono también podréis leer para otras personas o, de lo contrario, dejar que otras personas lean por vosotros. En resumen, Forbrain permite acortar los tiempos de aprendizaje. ¡Y lo puede usar todo el mundo! ¡También los niños! Si os apetece probarlo, lo podéis comprar en la página web con un descuento del 40% usando el código cupón LEARNAMO40. Creednos: ¡Forbrain es una genialidad!

Deja un comentario