Viajar en treno: 8 viajes en tren por Italia que no te puedes perder

¡Estoy segura de que por lo menos una vez habéis imaginado visitar los preciosos paisajes de Italia! Bueno, este vídeo es perfecto para vosotros. De hecho, ¡os vamos a recomendar 8 fantásticos itinerarios con los que podréis disfrutar de unas vistas maravillosas por el Bel Paese!

Los 8 viajes en tren más bonitos de Italia

Es posible que no todo el mundo sepa que en Italia tenemos una excelente línea ferroviaria, muy apreciada sobre todo en el extranjero. En este vídeo vamos a descubrir las paradas más valoradas de esta línea y empezaremos juntos un viaje por la bota italiana, recorriéndola de norte a sur. ¿Listos? Preparad las maletas… ¡Allá vamos!

Aquí tenéis los 8 itinerarios que no os podéis perder:

  • Nuestro tour empieza en el Trentino Alto Adige: aquí nos encontramos con el Trenino del Renon. ¡Parecerá que hacemos un viaje en el tiempo! Este tren cuenta con algunos vagones históricos que todavía funcionan. En unos veinte minutos pasaréis del centro de Bolzano a Soprabolzano, ¡a unos 1200 metros de altitud! Las vistas de los Dolomitas son una locura: el Trenino del Renon atraviesa 10 estaciones y se añade el valor de poder optar por unas excursiones a pie en cualquier momento (sí, lo habéis entendido bien, se puede salir desde cualquiera de las 10 paradas) ¿Una curiosidad? Si os queréis conceder un capricho, en este tren mágico podréis reservar una cena con varios platos, servidos en cada estación. Pero atención: ¡podéis disfrutar de ello solo en verano!

  • Ahora llegamos al Piemonte: aquí, precisamente en Domodossola, podréis subir al tren Treno del Foliage”, característico tren blanco y azul de la histórica línea ferroviaria que une Domodossola con Locarno desde 1923. Cientos de turistas cada año eligen este itinerario que en particular se recomienda hacer en otoño: tiene una extensión de 52 quilómetros, dura alrededor de dos horas y os llevará a descubrir los maravillosos colores otoñales entre los bosques del Piemonte y Suiza. Entre puentes, túneles, magníficos valles, bosques y pueblos encantadores, ¡viviréis una experiencia única que os dejará con la boca abierta!

  • Nos vamos ahora a Liguria. El Cinque Terre Express es un tren regional que viaja a través de un parque nacional declarado nada más y nada menos que “Patrimonio Mundial de la Humanidad» por la UNESCO: el Parco Nazionale delle Cinque Terre. El tren recorre el trayecto desde La Spezia a Levanto y hace parada en los 5 municipios que forman parte del parque, dando de este modo la posibilidad de bajar y volver a subir al tren en cualquier estación (con un único billete). El trayecto ofrece unas vistas espectaculares, recorriendo zonas de costa donde se alternan los acantilados con vistas al mar y las paredes rocosas. No hace falta decir que el Cinque Terre Express es la mejor forma para visitar este pequeño rincón de paraíso.

  • Es el turno de la Toscana: aquí os queremos hablar de dos itinerarios. Empecemos por la linea Saline Volterra – Cecina, una antigua línea: se dice que hasta el escritor Cassola, en un par de obras, se inspiró precisamente en las vistas que tenía desde la ventana del tren. De marzo a mayo tenéis la oportunidad de viajar en trenes históricos. Además, gracias a algunos eventos temáticos, se puede recordar o conocer la historia de esta línea, que en un pasado ya conocían los etruscos y los romanos.

  • Seguimos en la Toscana: ahora queremos hablaros de la linea delle Terre di Siena. Se trata de una buenísima idea en el caso de que quisierais organizar un tour por los pueblos toscanos para probar la trufa acompañada con un buen vino. La particularidad que tiene es que nos hace volver al pasado, viajando a bordo de un tren con locomotora a vapor. ¿Alguna habéis oído hablar del Trenonatura? Todos sus itinerarios duran un día entero; Siena es el punto de partida y de llegada. ¿Por qué os lo recomendamos? Los paisajes que veréis son preciosos y, algunos de ellos, solo accesibles con tren. También podréis bajar en las estaciones y seguir a pie una ruta entre pueblos y castillos. La parte culinaria también es importante aquí: se pueden hacer degustaciones en las granjas, asistir a festivales, rutas gastronómicas donde podréis probar el aceite, la trufa, el vino y el pecorino toscano.

  • Continuemos con nuestro tour por la “Transiberiana d’Italia”: estamos hablando de la linea Sulmona – Isernia, que pasa por Abruzzo y Molise. ¿A qué se debe este nombre tan particular? Al periodista Luciano Zeppegno, quien describió esta línea como «la piccola Transiberiana» a causa de las abundantes nevadas que, sobre todo en Abruzzo, hacen que se parezca a la conocida con el mismo nombre. De hecho, este trayecto os llevará a una altitud de 1260 m. Os encantarán los paisajes del Parco Nazionale della Majella y los del Alto Molise. ¿Una sugerencia? No dejéis de viajar en trenes históricos de madera que, de primavera a otoño, hacen parada en pueblos históricos.

  • Si seguimos bajando por la península, nos encontramos con dos maravillosas regiones: la Puglia y Basilicata. Aquí se encuentra la línea Bari-Altamura-Matera. El tren viaja por una vía estrecha, de modo que podréis admirar el entorno que os rodea con total tranquilidad, incluso la floración de las orquídeas en primavera. Si no tenéis prisa, el tren es el mejor medio para visitar esta zona poco conocida entre la Puglia y Basilicata. Por último, llegaréis a Matera, la Città dei Sassi, proclamada “Capital Europea de la Cultura” en 2019.

  • Acabamos nuestro tour en una de las islas italianas, además de una de las más bonitas, Sicilia. ¿Alguna vez habéis oído hablar de la Circumetnea? Es una línea ferroviaria alrededor del Etna (el volcán más alto de Europa). El “treno del vulcano” os llevará a contemplar los pequeños centros y cultivaciones de viñas que suben por las paredes del volcán. ¿Sabíais que esta línea es conocida como el “Treno dei vini dell’Etna”? La histórica ferrovía fue inaugurada en 1898 y pasa por muchos pueblos, regalando a los viajeros las vistas de unos rincones muy pintorescos. El total del trayecto es de 3 horas (unos 110 km). ¿Por qué gusta tanto? Por la singularidad de lo que podemos ver: indescriptibles panoramas de lava, maravillosos campos, árboles del pistacho e chumberas. ¿Una curiosidad? El personal del tren es sin duda muy amable y acogedor, y alegrará vuestro viaje contándoos historias de la ferrovía y curiosidades relativas a estos fascinantes paisajes.

Bueno, ¿a qué esperáis? Comprad los billetes de tren para vivir estas experiencias, ¡estamos seguros de que os encantarán! ¡Además, si queréis descubrir otras metas que os quitarán el aliento para vuestro próximo viaje a Italia, no olvidéis ver nuestro vídeo sobre los sitios más bonitos y desconocidos de Italia!

Rispondi