DUDAS con la FORMA de CORTESÍA

¿Cuántas veces os ha pasado estar en Italia y querer hablar con alguien, pero deteneros porque teníais miedo a usar la temida… FORMA DE CORTESÍA? «Lei, la, voi…» Aclaremos de una vez por todas las 5 dudas que todos los extranjeros tienen acerca de este tema.

La FORMA DE CORTESÍA en italiano y sus usos

El pronombre de cortesía italiano es solo y exclusivamente “Lei” (y no “Voi”).

El “Voi” fue utilizado durante el fascismo, pero ahora ya no. Puede que lo oigáis aún en el sur de Italia, aunque solo entre personas de cierta edad, como herencia del pasado.  

1. ¿Cuándo tengo que usar la forma de cortesía en Italia y cuándo puedo evitarla?

En Italia, las personas utilizan la manera informal (TU) con la familia, los amigos, los colegas, los más jóvenes y cuando en general quieren crear un ambiente agradable.

La forma de cortesía (LEI), en cambio, se utiliza en contextos más formales, sobre todo en determinadas circunstancias:

  • con personalidades notables (un médico, un abogado, un presidente, un jefe, un profesor…)
  • en lugares públicos, con el personal (como en tiendas, hoteles, restaurantes, bancos y similares)
  • con personas mayores que no se conocen bien
  • con desconocidos, sobre todo si son mayores (por ejemplo en un tren, o alguien en un restaurante en la mesa de al lado…)

Si se quiere pasar de “Lei” a “tu”, ¡solo hay que preguntar! Diciendo cosas como:

Può darmi del TU! Non c’è problema!

Posso darle del TU?

Possiamo darci del TU se vuole/se non le dispiace!

¿Los italianos serán pacientes con vosotros aun cuando usáis la forma de cortesía incorrectamente o la olvidáis completamente? Por supuesto. Sin embargo, si la usáis, causaréis buena impresión y vuestra autoestima aumentará. Entonces, ¿por qué no intentarlo?  

2. ¿Tengo siempre que usar el pronombre “LEI” expresado o no sirve?

Por ejemplo, si quiero hacer pasar antes a alguien, ¿tengo que decir “Vada!”, o “Vada Lei”?

Muy a menudo, como pasa con todos los otros pronombres personales de sujeto (io, tu, noi…) se puede omitir, dejándolo sobreentendido.

¿De esta manera no se corre el riesgo de confundirlo con “lei”, pronombre femenino de 3 persona singular? No. Porque del contexto está claro si estamos hablando de una tercera persona no presente o si, por el contrario, estamos hablando directamente a la persona en cuestión en un contexto formal. 

Por lo tanto, diremos directamente a nuestro interlocutor cosas como:

Salve signora Facchetti, come sta?

Prego, vada pure!

Dottor Rossi, cosa mi suggerisce di fare per le mie continue emicranie?

Podemos explicitar el pronombre “Lei” solo cuando necesitamos destacar al sujeto, dar más énfasis o hacer una comparación con otra persona.

La ringrazio per avermi chiamato. Io sto bene, e Lei come sta?

Io credo che potremmo firmare questo accordo entro la fine del mese. Che ne pensa Lei?

3. ¿«LA» o «LEI»? (¿«La scrivo» o «Le scrivo»? ¿«La vedo» o «Le vedo»? ¿«La do» o «Le do»?)

Si “LEI” es el pronombre sujeto de cortesía, los pronombres objeto que se utilizan en la forma de cortesía son dos: “LA” o “LE”.

Estos crean mucha confusión entre los extranjeros. Pero, ¿cómo se puede entender cuando usar uno y cuando el otro?

En realidad es muy simple. Veamos dos ejemplos:

Cara signora Bianchi, Le racconto come sono andati i fatti.

Cara signora Bianchi, La ringrazio per il pensiero gentile.

¿Por qué he usado «LE» en una frase y «LA» en la otra?

¡Porque depende del verbo!

Si el verbo es transitivo, o sea rige un complemento objeto directo, tendremos que usar “La”, que es el pronombre objeto directo de cortesía.

En cambio, si el verbo rige un complemento indirecto, tendremos que usar “Le”, que es el pronombre indirecto de cortesía.

He usado «Le» con «raccontare» porque es siempre “raccontare A qualcuno”.

He usado «La» con «ringraziare» porque es siempre “ringraziare qualcuno”.

Veamos un otro par de ejemplos:

Posso offrirle un caffè, signor Calmi?

Vorrei salutarla se fosse possibile, signor Milo.

Mismo razonamiento: “offrire A qualcuno” pero “salutare qualcuno”.

4. Para un hombre: ¿«Lei è bravo» o «Lei è brava»? ¿«Lei è andato» o «Lei è andata»?

Está claro que con la forma de cortesía usamos los pronombres “LE” o “LA” (que son los mismos del pronombre de 3 persona singular femenino “lei”).

Y esto vale tanto para el masculino que para el femenino:

Posso offrirle un caffè, signor Calmi?

Posso offrirle un caffè, signora Gozzi?

¿Qué pasa, sin embargo, con los adjetivos y los participios pasados? Si nos referimos a un hombre, ¿aún tenemos que usar el femenino? 

La respuesta es NO. A diferencia de los pronombres, el acuerdo de eventuales adjetivos o participios pasados se hace en función del género del interlocutor:  

Grazie avvocato Rossi, (Lei) è stato davvero tanto bravo.

Grazie signora Fini, (Lei) è stata davvero tanto brava.

5. ¿Tengo que usar las mayúsculas con los pronombres de cortesía (“Le”, “Lei”, “parlarLe”…)?

Convencionalmente, en la escritura se utiliza la letra mayúscula con los pronombres de cortesía para distinguirlos de los otros, iguales, de 3 persona singular femenina.

Obviamente, se tiene que ser coherentes y mantener la letra mayúscula en todo el texto, con cada pronombre de cortesía, incluso si este se encuentra anexado a otra palabra.

No solo eso, sino que se usará la letra mayúscula también con adjetivos y pronombres posesivos referidos a nuestro interlocutor.

Por ejemplo:

Gentile dottor Sabini,

Le scrivo per informarLa che la Sua proposta è stata accettata.

Mi hanno riferito che Lei era un po’ scettico sul nostro operato: sono pronta a rispondere a qualsiasi Suo dubbio o domanda qualora lo necessitasse.

Se Le fa piacere, può anche visitare il nostro sito web per leggere le recensioni di altri partner con cui lavoriamo.

Affinché Lei possa saperne di più, Le mando in allegato anche la storia della nostra società, al fine di dimostrarLe chi siamo e quanto è grande la nostra passione.

In attesa di una Sua gentile risposta, La saluto cordialmente.

Graziana Filomeno

¿La gente entenderá vuestro texto aun si no usáis la letra mayúscula? Casi con toda seguridad, sobre todo porque entenderá del contexto. Pero si necesitáis escribir algo muy importante y oficial, ¡será mejor utilizarla! 

Y después de haber estudiado bien como utilizar mejor la forma de cortesía, os aconsejamos empezar justo con lo básico y estudiar (o repetir) cómo se estructura y cómo se construye el tratamiento de cortesía.

Deja un comentario