Los MEDICI: la familia más rica y poderosa de Italia – Resumen completo de su historia

En este artículo vamos a hablar de los Medici, es decir, una de las familias italianas más grandes, poderosas y ricas de la historia que estuvieron en el poder durante unos 300 años. Fueron papas, soberanos y mecenas, promovieron el arte y la cultura y le dieron a su territorio tal gloria y poder que nunca se volverá a repetir.

Facebook logo Instagram logo Twitter logo YouTube logo TikTok Logo Pinterest logo

Orígenes de la familia Medici

Las raíces de la familia Medici tuvieron lugar en la valle del Mugello, uno  de los sitios más impresionantes de Italia, a unos 30 km de Florencia, más concretamente en la Villa Medicea de Cafaggiolo.

Probablemente el primer Medici digno de gran reconocimiento fue Giovanni de’ Medici, llamado Bicci. Desde un principio, Giovanni aprende el trabajo de banquero y abre el banco de la familia, IL BANCO MEDICI. En 1397 traslada la sede a Florencia, en aquel período gobernada por la Signoria, constituida por nobles. Sin embargo Giovanni, que era muy astuto, gracias a la productividad de su trabajo, consiguió el sillón en el Palazzo della Signoria.

¡Y es precisamente en este momento cuando empieza el ascenso al éxito y al poder de los Medici, gracias a Bicci!

 

Giovanni de’ Medici, llamado Bicci

En realidad, a Giovanni la política le interesa poco o nada. Lo que realmente le interesa es… el dinero y el prestigio de su familia. En definitiva, quiere hacerse rico y llegar a ser importante. Por eso, trabaja para llenar los bolsillos del banco y al mismo tiempo invierte en el lanificio de la familia.

¡Pero no solo piensa en sí mismo! De hecho, también se preocupa por el pueblo y así su popularidad crece cuando decide imponer una reforma equitativa del registro de propiedades por la que quien era más rico pagaba más tasas. De este modo, llena las cajas de la ciudad y ayuda a los más pobres, recibiendo el título de AMICO DEL POPOLO (amigo del pueblo).

Con su dinero, Giovanni – que ama lo bello – financia varias obras de arte, entre las cuales se encuentra la finalización de la Iglesia de San Lorenzo, obra de Filippo Brunelleschi, pero que en realidad no ve terminada porque muere antes. El banco y toda su riqueza pasan entonces a manos de su hijo Cosimo, conocido como Pater Patriae o Il Vecchio.

Cosimo de verdad resulta ser el Pater Patriae, ya que logra no solo afianzarse, sino también expandir la riqueza y el prestigio del banco y de la familia Medici, convirtiéndose en el hombre más rico de su época, el entonces Bernard Arnault o Jeff Bezos, para entendernos.

 

Los primeros enemigos de la familia Medici

Con él, la sangre de los Medici se fusiona con la sangre azul, ya que se casa con la hija de una de las familias más antiguas y prestigiosas del momento: Contessina de’ Bardi. Pero las otras familias nobles de la Signoria, como los Albizzi y los Strozzi, no ven con buenos ojos a estos comerciantes que cada vez son más ricos. ¡De hecho, el banco de los Medici se convirtió en el banco oficial de nada más y nada menos que el Papa!

De este modo, Albizzi y Strozzi acusan a Cosimo de querer imponer una dictadura, lo encarcelan e intentan matarle, pero él logra salir de esas acusaciones y le exilian. Es exiliado a Venecia, pero un año después vuelve a Florencia como un verdadero ganador, durante una crisis política.

En ese momento, manda a sus adversarios al exilio y empieza a encargar obras de arte a diestro e siniestro, entre las que se encuentra la construcción de la cúpula de Santa Maria del Fiore, a cargo de Filippo Brunelleschi, obra increíble que nadie durante años había conseguido llevar a cabo. Después, le encarga a Michelozzo Michelozzi la construcción del Palazzo Medici, y entre otros artistas que financia también nos encontramos con Donatello. En fin, fue… ¡el señor del Renacimiento italiano!

 

Continua la dinastía Medici

Si Cosimo es tan poderoso, influyente e increíble… su hijo no tiene ese carisma; es más, su salud es más bien precaria a causa de la gota, enfermedad que le impide hacer muchas cosas. Este hecho entristece mucho al padre, ya que se esperaba un hijo… fantástico como él. Sin embargo, Cosimo vuelve a sentirse esperanzado cuando se da cuenta de que su nieto, Lorenzo, hijo de Piero, posee muchas de sus mismas cualidades. Al final la genética no miente…

Cuando fallece Cosimo, Piero, conocido como el Gottoso por motivos obvios, permanece en el poder durante 5 años para después pasarle el turno a su hijo Lorenzo, quién, es necesario remarcar, tal y como su hermano Giuliano, recibió una educación humanística y una buena preparación en política.

Como su abuelo, se muestra como un gran apasionado (e inversor) de grandes obras y artistas, y gracias a él Botticelli, Michelangelo, Leonardo pueden dar rienda suelta a su creatividad. Lorenzo también es un gran seguidor de la poesía, de la filosofía, de la ciencia… ¡disciplinas que le otorgan el nombre de Lorenzo il Magnifico!

Los Medici ahora aspiran a tener voz también en los asuntos romanos del Papa, motivo por el que Lorenzo se casa con Clarice Orsini, hija de una de las familias romanas más nobles.

 

La congiura dei Pazzi (La conspiración de los Pazzi)

Durante su gobierno, Lorenzo tiene que hacer frente a lo que pasó a la historia como uno de los acontecimientos más importantes relacionados con esta familia: la conspiración de los Pazzi, que no, no eran personas dementes, sino una importante familia noble de Florencia. Después de que Lorenzo le rechaza un préstamo al Papa Sisto IV, este se dirige a una serie de personas dispuestos a acabar con los Medici, entre los que se encuentran los Pazzi, preocupados por su cada vez más fuerte poder. Después de unos 4 años de preparativos, el 26 de abril de 1478, durante la misa  en Santa Maria del Fiore, los dos jóvenes Medici fueron atacados. Apuñalaron y asesinaron a Giuliano, mientras que Lorenzo fue herido levemente gracias a que su fiel amigo Francesco Nori lo protegió con su cuerpo, sacrificándose por él. Lorenzo se salva escondiéndose en la sacristía.

La venganza de Lorenzo por los asesinatos de su hermano y su amigo es terrible, ya que fue un ejemplo para quien quisiera en un futuro acabar con la vida de un Medici: la ejecución pública de todos los responsables de la conspiración en la plaza.

 

Desde el punto de vista político, gracias a su extraordinario don de la elocuencia, es muy hábil en la diplomacia y logra mantener la paz general en Italia, y sueña con Florencia como centro político y cultural.

También es enemigo de Lorenzo el fraile Girolamo Savonarola, que, en pocas palabras, la tiene tomada con Lorenzo debido al lujo, la corrupción, la violencia y la depravación de las que se rodea.

Pero si Lorenzo es un gran hombre de política, arte y cultura, no es tan hábil en la gestión del banco y su dinero. Después de su muerte, precisamente por la gota como su padre, el banco se está colapsando a causa de sus malas inversiones.

 

Piero de’ Medici y el Papa Leone X

Después de Lorenzo el Magnifico, el poder y el banco pasan a su hijo Piero, conocido como el Sfortunato (desafortunado) o el Fatuo, quien, más que desafortunado, es un verdadero inepto e incompetente. No tiene talento ni sentido de la política ni mucho menos pasión por el arte: malgasta el dinero de la familia, no sabe gobernar y, dos años después, en 1494, es exiliado por el régimen que instaura Savonarola.

La familia Medici recupera su reputación cuando el hermano de Piero, Giovanni, se convierte en el Papa Leone X en 1513. Este traslada el poder a Roma y, visto que tiene más sentido del arte que su hermano, le encomienda a Michelangelo la elaboración de la nueva sacristía, donde hoy en día descansan los restos de Lorenzo el Magnifico y su hermano Giuliano. Su sentido del arte también lo demostró en sus preciosas habitaciones, en la Sala dei Cinquecento del Palazzo Vecchio. La familia Medici puede volver a Florencia en 1512, después de que Savonarola fuera condenado y quemado en una hoguera.

 

El poder se traslada

Los Medici siguen con su poder en Roma cuando Giulio de’ Medici, hijo de una relación de Giuliano y después encomendado al cuidado de Lorenzo el Magnifico, se convierte en el papa Clemente VII en 1523.

El papa nombra como nuevo señor de la ciudad de Florencia a Alessandro, también conocido como el Moro, por su piel morena, hijo de Lorenzo II, duque de Urbino, además de ser el único hijo de Piero el Fatuo, a pesar de su pésima reputación de cruel.

Ya sea mediante su comportamiento o porque quiere centralizar el poder en sus manos, Alessandro es asesinado por un sicario de Lorenzino de’ Medici (Lorenzaccio), su primo segundo. Después del asesinato, este lo deja todo y huye exiliándose. ¡Gracias, eh!

 

El joven Cosimo I

Con la muerte de Alessandro, se cierra la primera rama de la familia Medici y, como queda un sitio vacío en el gobierno, ocupa el sillón un joven, un tal Cosimo, hijo de la hija de la hija de Lorenzo el Magnifico. (Lorenzo el Magnifico era su bisabuelo). Así que este Cosimo subo al poder con solo 18 años, convirtiéndose en Cosimo I de’ Medici, y demuestra a los nobles que le quieren manipular que tiene mucho carisma (el gen Medici) y, en poco tiempo, toma el poder absoluto y se libra de sus enemigos.

Se casa en 1539 con Eleonora de Toledo, hija del virrey español de Nápoles. Con él la Toscana se convierta poco a poco en un territorio moderno y bien administrado, y el poder de los Medici se consolida de nuevo como pasó con los más grandes [foto di Giovanni, Cosimo il Vecchio e Lorenzo il Magnifico]. Entre otras cosas, Cosimo también demostró ser un buen mecenas. Por ejemplo, amplía el Palazzo Pitti, transformándolo en su nueva casa, y lo une mediante el corredor vasariano, al Palazzo Vecchio, que a continuación se convertirá también en su residencia oficial: del estilo “Lo Stato sono io” («el Estado soy yo»), ah no ese era Luís XIV…

Como si no fuera suficiente, también realiza los Jardines de Boboli y en 1569 es nombrado gran duque de Toscana por el Papa Pio V.

 

El final de la dinastía Medici

Su poder continua entre altos y bajos, entre gobernantes capaces e incompetentes. Cabe destacar a Fernando I, hijo de Cosimo I, quien hizo que se construyera la maravillosa Cappella dei Principi, que se encuentra en la Capilla de los Medici, cerca de la Sacristía Nueva de Michelangelo, como lugar de sepultura para la familia Medici. Esta capilla está hecha de  granito con colores apagados y sombríos para darle un tono fúnebre. En los nichos debería haber habido estatuas de todos los Medici allí enterrados, pero solo se elaboraron las de Fernando I y su hijo Cosimo II.

Los últimos exponentes de la familia Medici destacaron por la intolerancia y la extrema ostentación de su corte, a costa del pueblo que, en cambio, vive en la pobreza a causa de las elevadas tasas que mantienen el ritmo de vida de los duques.

Cuando muere Cosimo III (1723) la dinastía Medici se puede considerar acabada, ya que de los tres hijos uno muere sin herederos, otro es homosexual y otra es estéril.

 

Una mujer en el poder

Después de más de 300 años reinado, la historia de los Medici llega a su final. Los soberanos europeos deciden por abandono el destino del Gran Ducado de la Toscana, que pasa a los Asburgo-Lorena. Y aquí tenemos que mencionar a una mujer que tuvo un papel fundamental en la ciudad de Florencia y el patrimonio artístico y cultural que sus antepasados habían creado y mantenido: Anna Maria Luisa de’ Medici, la hija estéril de Cosimo III.

De hecho, ella establece con los Lorena el “Pacto de Familia” (1737), que establece que éstos no pueden llevarse «fuera de la capital y del estado del Gran Ducado… galerías, cuadros, estatuas, bibliotecas, joyas y otras cosas preciadas… para que pudieran ser para el público y para atraer la curiosidad de los extranjeros ». Pacto que respetaron los nuevos Grandes duques, que permitieron que la ciudad preservara su arte y su belleza hasta nuestros días.

 

Aquí termina nuestro breve resumen de los 300 años de la familia Medici, una de las familias más importantes, ricas y prestigiosas de Italia. Si queréis saber más cosas sobre la historia de Italia, no os perdáis el artículo que habla sobre la unificación de Italia y todos sus protagonistas.

Además, os recordamos que si la historia de Cosimo il Vecchio y Lorenzo il Magnifico os fascina y queréis saber más de estos dos grandes personajes y su familia, podéis ver la serie de 3 temporadas titulada «Los Medici», disponible en varias plataformas.

Si estáis fuera de Italia y tenéis problemas para acceder al catálogo italiano en las plataformas como Amazon Prime Video, Netflix o RaiPlay o Mediaset Play, podéis recurrir a NordVPN. Inscribiéndoos en NordVPN podréis ignorar cualquier forma de geo-localización y acceder a todos los contenidos de cualquier país. Además, usando el código cupón LearnAmo, tendréis un mes gratis y pagaréis poco cada mes… ¡y cuando digo poco me refiero a 3€!

Entre otras cosas, NordVPN ofrece una garantía «Satisfecho o reembolso», de modo que si en 30 días desde la inscripción no os gusta, podéis pedir un completo reembolso. Confiad en mi: ¡vale la pena probarlo! ¡Estoy segura de que no os arrepentiréis!

Rispondi