10 Expresiones para Hablar Italiano como un Hablante Nativo

¿Cuál es su mayor deseo? Tal vez comprar una casa, hacerse famoso, conocer a tu alma gemela, tener más amigos… Cabe… ¡por supuesto! Pero si la respuesta es «sonar como un nativo cuando hablo en italiano», ¡este es el vídeo para ti! De hecho, te voy a presentar expresiones que son muy comunes en el argot cotidiano, ¡sobre todo entre los jóvenes! Se trata principalmente de interjecciones y exclamaciones que se utilizan en contextos informales para expresar la sorpresa, la indignación, la consternación, etc.

Expresiones comunes en la jerga cotidiana

Estas son las expresiones coloquiales italianas más utilizadas por los hablantes nativos:

  • Ceh boh

    Se utiliza para expresar: incertidumbre, cuando no estamos seguros de algo; incredulidad, cuando nos quedamos sin palabras y no podemos creer algo; desprecio, por algo que no nos gusta.

Ejemplos:

Vorrei trasferirmi all’estero, ma ho paura di non riuscire a trovare un lavoro… Ceh boh… Con il tipo di laurea che ho, chi mi assumerebbe fuori dall’Italia? (Me gustaría irme al extranjero, pero tengo miedo de no encontrar trabajo… «bah»… Con el tipo de título que tengo, ¿quién me contrataría fuera de Italia?) 

Ho aiutato Stefania a superare l’esame e non mi ha neanche detto un “grazie”… Ceh boh… Non le farò più un favore! Almeno un po’ di riconoscenza… (Ayudé a Stefania a aprobar el examen y ni siquiera me dijo «gracias»… «bah»… ¡No le haré más el favor! Al menos un poco de gratitud…)

Sei rimasto seduto al tuo posto sull’autobus nonostante quella vecchietta ti avesse chiesto di cederle il posto. Ceh boh… So che anche tu sei stanco, ma te lo ha persino chiesto… (Te quedaste en tu asiento en el autobús a pesar de que esa anciana te pidió que le cedieras el asiento. «Bah»… Sé que estás cansado también, pero ella incluso te pidió ….)

  • Ma che veramente?

    Expresa sorpresa, ya sea en sentido positivo o negativo. En el primer caso, puede expresar el asombro ante algo que no esperamos y no podemos creer; en el segundo caso, expresa el asombro y la incredulidad ante una situación que nos pilla desprevenidos y que no nos gusta ni aceptamos.

Ejemplos:

Ma che veramente? Hai comprato i biglietti per il concerto? Ma che figata! (¿De verdad? ¿Compraste entradas para el concierto? ¡Esto es genial!)

Hai raccontato il mio segreto a Marco? Ma che veramente? Cioè non ci si può fidare proprio di te! (¿Le has contado a Marco mi secreto? ¿De verdad? ¡Quiero decir que no se puede confiar en ti!)

  • No vabbè adoro!

    Expresa entusiasmo, sorpresa, satisfacción, alegría por algo. Se acompaña de tonos entusiastas y alegres.

Ejemplos:

Vi sposate tra un anno? No vabbè adoro! E avete già scelto il posto in cui volete celebrare il matrimonio? (¿Te vas a casar dentro de un año? ¡No puede ser! ¿Y ya has elegido dónde quieres celebrar la boda?)

Ad Amsterdam? No vabbè adoro! Ho sempre voluto visitare quella città! (¿En Ámsterdam? Me encanta. Siempre he querido visitar esa ciudad.)

  • Che vuoi, una foto?

    Expresa molestia cuando alguien nos mira insistentemente, fijamente, haciéndonos sentir incómodos. No es una forma educada y amable de expresarse, por supuesto, porque enfatiza todo el fastidio y la impaciencia que esta situación provoca en nosotros.

Ejemplos:

Scusa, che vuoi, una foto? No perché mi fissi da un’ora e non mi sembra di conoscerti… (Perdona, ¿qué quieres, una foto? No, porque llevas una hora mirándome y no siento que te conozca….)

  • Dai, poi vediamo… / Poi vediamo, dai…

    Expresión que se utiliza para mantenerse impreciso cuando se quiere evitar dar una respuesta cierta y precisa. Se utiliza como respuesta a una pregunta incómoda, a la que preferimos no responder para no ofender o entristecer al interlocutor, por lo que preferimos posponer la pregunta para más adelante.

Ejemplos:

Ah state organizzando una vacanza? Ah grazie per avermi invitata! Eh… Poi vediamo dai… Devo valutare un po’ di cose e vi faccio sapere! (Ah, ¿estás planeando unas vacaciones? Ah, gracias por invitarme. Eh… Entonces ya veremos… ¡Tengo que evaluar algunas cosas y te lo haré saber!)

Se puoi lavorare per noi? Non so ora… È possibile, devo parlare con qualcuno… Dai, poi vediamo… (¿Si puede trabajar para nosotros? No lo sé ahora… Es posible, tengo que hablar con alguien… Vamos, luego veremos…)

  • No vabbè…

    Indica que uno está decepcionado, molesto, pero también un poco enfadado; uno no sabe qué decir porque lo que ve o escucha parece absurdo, sin sentido o irreal.

Ejemplos:

No vabbè… Vuoi andare al funerale con questo vestito rosso? Ma ti sembra normale? (No está bien…¿Quieres ir al funeral con este vestido rojo? ¿Le parece normal?)

Ah quindi non avevi studiato nulla ma pretendevi di superare l’esame? No vabbè… Tu non sai cosa sia il sacrificio! (Ah, ¿entonces no estudiaste nada pero pretendiste aprobar el examen? No está bien… ¡No sabes lo que es el sacrificio!)

  • Stammi bene!

    Se trata de una fórmula de despedida muy popular utilizada por los italianos al final de una conversación. Con esta expresión, hacemos saber a la otra persona que nos importa y que nos preocupamos por su salud.

Ejemplos:

Ciao Sara! Mi ha fatto molto piacere rivederti dopo così tanto tempo. Adesso però ci teniamo in contatto eh! Stammi bene! (¡Hola Sara! Me alegró mucho volver a verte después de tanto tiempo. Pero seguiremos en contacto. ¡Cuídate!)

Sin embargo, también puede utilizarse en un sentido irónico o sarcástico: por ejemplo, tras una acalorada discusión, uno de los interlocutores puede despedirse con “Stammi bene”, que significa: «No has entendido nada de lo que iba a decir, así que sigue con tu idea».

Ma hai sentito almeno quello che ho detto? Boh con te è come parlare al muro! Vuoi solo avere ragione tu e non ascolti mai cos’hanno da dire gli altri. Vabbè, stammi bene! Me ne vado, tanto non si può discutere con te! (¿Acaso escuchaste lo que dije? ¡Boh contigo es como hablar con una pared! Sólo quieres tener la razón y nunca escuchas lo que los demás tienen que decir. ¡Bueno, cuídate! Me voy, ¡no puedo discutir contigo de todos modos!)

  • E niente…

    Muy frecuente en la conversación cotidiana, tiene principalmente dos usos: como interludio aquí y allá en un discurso que estamos haciendo cuando queremos hacer entender a nuestro interlocutor que no hay muchos detalles o que lo que estamos contando es de poca importancia. Pero también se utiliza al final de un discurso, para indicar al interlocutor que hemos concluido, que puede entrar en la conversación porque no tenemos nada más que añadir.

Ejemplos:

La festa? No la festa è andata bene… Eravamo tutti mascherati… C’era un servizio di catering, il cibo era buono, tutto straniero: messicano, giapponese, thailandese! E niente… Ah poi c’erano ovviamente le bevande. Abbiamo ballato un po’… E niente… Dopo la mezzanotte sono tornata a casa. (¿La fiesta? No, la fiesta fue bien… Estábamos todos enmascarados… Había un servicio de catering, la comida era buena, toda extranjera: ¡mexicana, japonesa, tailandesa! Y nada… Ah, por supuesto, estaban las bebidas. Bailamos un poco… Y nada… Después de medianoche me fui a casa.)

Ha fatto un brutto incidente ed è morto sul colpo: era distratto perché stava parlando al telefono con la sua ragazza e lei voleva lasciarlo. Non ha fatto caso al semaforo rosso e così è passato, a grande velocità. Da destra arrivava un autobus, che non ha fatto in tempo a fermarsi prima. Così c’è stato lo scontro. E niente… […] Eh sì… Per i genitori è stato un duro colpo! (Tuvo un grave accidente y murió en el acto: se distrajo porque estaba hablando por teléfono con su novia y ella quería dejarlo. No prestó atención al semáforo en rojo y así pasó, a gran velocidad. Desde la derecha llegó un autobús, que no se detuvo a tiempo. Así que hubo una colisión. Y nada… […] Oh sí… ¡Para los padres fue un duro golpe!)

  • Che c’è?

    También es muy común y se utiliza principalmente en dos contextos: para expresar algún enfado, molestia cuando alguien nos molesta o nos llama mientras estamos haciendo algo o nos mira de forma grosera. Utilizado de esta manera, siempre resulta un poco grosero, por lo que solemos utilizarlo con personas conocidas, ni siquiera con conocidos, porque podríamos resultar groseros.

Ejemplos:

  • Graziana!
  • Che c’è? Sto lavorando! (¿Qué? ¡Estoy trabajando!)

Che c’è? Perché mi guardi così? Non potevo indossare qualcosa di più sobrio… (¿Qué es? ¿Por qué me miras así? No podrías llevar algo más sobrio…)

O bien, nos dirigimos a una persona que parece estar triste o demasiado pensativa, para asegurarnos de que está bien y preguntarle cuál es el problema. En este caso, no es grosero, pero sí informal.

Ejemplos:

Che c’è? Non ti vedevo così di cattivo umore da quando avevi quel lavoro che detestavi… È successo qualcosa? (¿Qué es? No te había visto de tan mal humor desde que tenías ese trabajo que odiabas… ¿Pasó algo?)

Parlami, non tenerti tutto dentro… Che c’è? Ho fatto qualcosa che ti ha dato fastidio? (Háblame, no te lo guardes todo dentro… ¿Qué? ¿He hecho algo para molestarte?)

  • Aspè!

    No es difícil entender esta expresión. Es una forma abreviada de «¡Espera!», el imperativo del verbo esperar. Se utiliza cuando queremos detener a alguien, ya sea porque camina demasiado rápido y no podemos seguirle el ritmo físicamente o porque habla demasiado rápido o sobre cosas demasiado complejas y no podemos seguir su razonamiento. Evidentemente, es informal y se utiliza en contextos coloquiales.

Ejemplos:

No no no aspè! Non ho capito niente… Ricomincia da capo. Chi ha fregato chi? Luca? Ha fregato i suoi fratelli dopo la morte dei genitori? No vabbè… (No, no, no, espera. No entendí nada… Empieza de nuevo. ¿Quién engañó a quién? ¿Luca? ¿Jodió a sus hermanos después de la muerte de sus padres? Lo que sea….)

Pues bien, todas estas son expresiones utilizadas en la jerga cotidiana por los nativos italianos. ¿Te han gustado? Ahora, si quieres relajarte un poco, ¡intenta el test sobre los gestos italianos!

¡Y no olvide visitar nuestra tienda online LearnAmo Collection!

Deja un comentario