Cómo PRONUNCIAR la «R» italiana VIBRADA + Rotacismo

La pronuncia es, sin duda, uno de los principales problemas a los que nos tenemos que enfrentar cuando empezamos a estudiar un nuevo idioma. En italiano, uno de los sonidos más difíciles de pronunciar para los extranjeros seguramente es la “R” vibrada. En esta clase, vamos a descubrir si todos los italianos la pronunciamos de la misma forma, el motivo por el cual no todos consiguen pronunciarla, y cómo mejorar la pronunciación de esta consonante.

Aprende a pronunciar la «R» en italiano

Características de la «R»

Antes que nada, es importante resaltar que no todos los italianos pronuncian la “R” del mismo modo: no siempre se produce ese sonido fuerte y «vibrado» que podríamos esperar. Sobre todo depende de factores internos (como el déficit o alteraciones lingüísticas desarrolladas de niños, cuando se empieza a hablar, como la llamada “r moscia”) o externos, como la región de origen o el dialecto, que tienen mucha influencia en la pronunciación, pero cuidado: ninguna de estas pronuncias «diferentes» hace que alguien sea «menos» italiano que los demás.

La “R” en italiano puede tener diferentes posiciones dentro de una palabra:

  • entre dos vocales o entre una vocal y una consonante;
  • doble
  • al principio

Veamos cómo cambia la pronunciación en base a estos casos.

“R” entre vocales (intervocálica) o entre una vocal y una consonante: es una “R” más dulce, su sonido no es demasiado fuerte. Un ejemplo es la palabra “marito”: cuando se pronuncia la “R” no se enfatizará; lo mismo pasa, por ejemplo, con la palabra “torta” (aquí la r será ligeramente más fuerte, pero el sonido no es enfático, ni vibrado). Ningún italiano la pronunciaría como “torrrrrrta”, para entendernos. Así que no os preocupéis por la pronunciación en estos dos casos, ¡no la tenéis que forzar!

“R” al principio de palabra o doble: aquí la pronunciación empieza a complicarse un poco, ya que en estos dos casos se tiende a enfatizar la “R” y, por lo tanto, a producir un sonido vibrado. Dos ejemplos son la palabra “Roma” y la palabra “Guerra”: en ambos casos, el sonido “R” está bien definido.

¿Por qué es tan difícil para los extranjeros pronunciar este sonido? Vamos a descubrirlo y a aprender cómo lograr hacer vibrar nuestras “R”. ¡Ahora tendremos una parte un poco más técnica! ¡Seguid conmigo y no os rindáis, porque os voy a dar algunas ideas sobre como “vibrrrrarla”!

Ejercicios para pronunciar la «R» correctamente

Desde el punto de vista fonético, la “R” italiana se define como vibrante alveolar y se representa con el sonido [r] del alfabeto fonético internacional. Tiene tres características principales: se articular de forma vibrante, es decir, el sonido deriva de la oclusión y la emisión continua del aire en la boca; se dice alveolar porque al pronunciarla la punta de la lengua se acerca a los dientes superiores y es una consonante sonora, ya que el sonido se produce moviendo las cuerdas vocales.

En otros idiomas, como el inglés, el sonido de la “R” no nace de la boca: son completamente opuestas y es imposible generar una “R” vibrada haciendo que el sonido empiece desde la garganta.

En italiano, la letra “L” y la “R” tienen sonidos muy parecidos. Pronunciando la “L” italiana, doblamos la lengua y ésta misma se acerca a la parte superior del paladar, tocando ligeramente los dientes.

Para pronunciar correctamente la “L” italiana, puede resultar útil imaginar que tenéis agua en la boca: cuando pronunciamos la palabra “liquido”, el agua se extenderá de forma lateral y no frontal, ya que la lengua la bloquea. ¿Pero qué pasa con la “R”? La lengua se extiende un poco más sobre el paladar, y no llega a tocar los dientes, pero se articula de forma similar a cuando de pronuncia la “L”.


Ahora probemos a hacer un pequeño ejercicio: vamos a llevar la lengua doblada hasta el paladar, como si estuviéramos pronunciando la “L”, ¡pero intentad pronunciar una “R”!
¿Cómo va? Intentadlo con una transición: empezad con una palabra que contenga el sonido L, repetidla una serie de veces y después, poco a poco, sustituid esa L por una R, engañando de esta forma a vuestro cerebro, que casi ni se dará cuenta. (Ejemplo: male —> mare)
Una vez hayáis logrado esto, vamos a hacer las cosas más difíciles: volvamos al sonido que ya hemos aprendido (Ejemplo: mare) y comenzad la transición, duplicando el sonido (marre) poco a poco. Practicadlo durante al menos 5 minutos al día, preferiblemente delante de un espejo.
Otra sugerencia: practicadlo delante de una cafetera moka. En efecto, el sonido vibrado de la“r” recuerda mucho al característico sonido de la cafetera cuando el café ya está listo.

Variantes dialectales y rotacismo

Siguiendo con la “r”, también quería hablaros del fenómeno del que puede que os hayáis dado cuenta, o lo haréis ahora, y me estoy refiriendo al “rotacismo”.

Por “rotacismo” entendemos la transformación de cualquier consonante en “r”. Y esto sucede mucho con los dialectos y, por consiguiente, en los acentos regionales. De hecho, en muchas regiones, el dialecto también tiene influencia sobre el italiano estándar en la pronunciación.

Este hecho pasa sobre todo en los dialectos…

  • Lombardo (aunque poco a poco está desapareciendo), sobre todo en las zonas más periféricas, montañosas o rurales. Aquí, la -l- intervocálica en general se convierte en -r- [scœura (scuola) – Miran (Milano) – vorè (volere)]
  • Sardo (sobre todo en la parte de Cagliari), aquí la -d- intervocálica se pronuncia como -r- [palabras que normalmente en sardo suenan como «meda» (trad. «molto») o «pingiàda» (trad. «pentola»), se pronuncian como «mera» y “pingiàra”]
  • Napoletano, donde la -d- intervocálica o al principio de una palabra se convierte en -r- [caruta (caduta) – maronna (madonna) – rebbet (debiti) – rimane (domani)]

¡Ahora poneros delante de vuestro espejo y haced los ejercicios de la r vibrada! Si queréis, también podéis hacer un vídeo y compartirlo en vuestras redes sociales con nosotros! ¡Nos haría mucha ilusión y creemos quee podría ser una motivación para los demás!

¿Cómo van vuestras r? ¡Escribidme en los comentarios! ¡Y decidme si alguna vez habéis escuchado un «exceso de r” en algunas ciudades o regiones italianas, a causa del rotacismo!

¡Si queréis meteros a prueba, no os perdáis nuestro test sobre la pronunciación italiana!

¿Os gustaría hacer una clase privada de italiano con nosotros? Podéis hacerlo en italki (tenéis un pequeño descuento si usáis el código cupón: LEARNAMO).

Deja un comentario