Frases que hacen ENFADAR a los italianos (¡mejor no usarlas nunca!)

En este artículo, vamos a descubrir cuáles son las frases que sería mejor no decir delante de italianos ¡si no queremos provocar su rabia! Como muchos saben bien, los italianos tienden a acentuar y  enfatizar todas sus emociones… ¡Pero para evitar incómodas experiencias, aquí a continuación, encontraréis las frases que hay que evitar para no hacer estallar su ira!

Facebook logo Instagram logo Twitter logo YouTube logo TikTok Logo Pinterest logo

11 Frases que se deben evitar en presencia de italianos 

Empezamos con el muy temido:

1 – Vabbè…

Esta respuesta pone nervioso a cualquier italiano… ¿Por qué? Tenéis que saber que esta exclamación tiene dos significados y usos distintos:

A) El primer significado es de exclamación conclusiva, usada para cerrar un discurso cuando uno quiere expresar prisa, impaciencia o cuando queremos señalar que no importa lo que se acaba de decir.

Por ejemplo: un amigo está a punto de hacer algo estúpido, nosotros intentamos hacerle entender que se equivoca o le damos buenos consejos, él parece ignorarlos, entonces podemos decirle “Vabbè, fai come ti pare” (bueno, haz lo que quieras) = “no me importa, he intentado hacerte entender que no es una buena idea y que te estás equivocando, pero si no me escuchas, tienes que aceptar las consecuencias»

O, si alguien se explaya demasiado en una explicación o una descripción, podemos decirle, de forma bastante maleducada,“Vabbè, arriva al dunque”, (bueno, ve al grano) es decir, le ponemos prisa para que pueda llegar a la parte importante del asunto.

B) El segundo significado, en cambio, es de exclamación de resignación, que expresa una concesión o una admisión, normalmente hechas a regañadientes, es decir, sin quererlo de verdad.

Por ejemplo, imaginad que fuera hay nieve, que vuestra chimenea está encendida y que ya habéis planeado vuestra tarde, con comida a domicilio, una buena copa de vino y una serie de televisión, pero recibís una llamada de una amiga: “¿Vamos al cine?”. Vosotros no queréis salir para nada con ese frío, pero sabéis que es una buena amiga, que os hizo muchos favores, entonces aceptáis, pero sin entusiasmo “Vabbè, ¡pero cuando termine la peli, volvemos a casa enseguida! ”.

2 – Decidi tu! (tú decides)

¡Admitámoslo! A todos los italianos (y no solo) les gusta tomar decisiones y hacer lo que uno quiere, pero cuando nos lo dicen claramente, paradójicamente, nos molesta, nos incomoda.

¿Por qué?Porque nos parece que la persona que tenemos en frente nos está mostrando indiferencia, poco interés y entusiasmo con respecto a nosotros o a lo que queremos hacer.

Ejemplo:

G: “In quale ristorante andiamo?” → ¿A qué restaurante vamos?

R: “Ah boh! Decidi tu!” → Ah, no lo sé, tú  decides. 

G: “Che entusiasmo…” → Qué entusiasmo

3 – Fai come vuoi! / fai come ti pare! (haz lo que quieras)

Estas dos expresiones parecen decir una cosa, ¡pero en realidad se usan para decir lo opuesto! Y es precisamente esto lo que molesta a la gente : saber que estas respuestas implican que en realidad no podemos hacer lo que de verdad queremos, sin que haya posibles repercusiones.

Es importante intentar establecer siempre un diálogo y una comunicación constructiva evitando molestar a la gente.

Ejemplo:

R: «Oh mi è arrivato un messaggio, un secondo!» → ¡Acaba de llegarme un mensaje, un segundo!

G: «Proprio adesso devi rispondere?» → ¿Justo ahora tienes que contestar?

R: «Ah, è Jessica… più tardi faccio un salto a casa sua per aiutarla con una traduzione in inglese… ti dispiace?» → Ah, es Jessica…más tarde iré a su casa para ayudarla con una traducción de inglés…¿te importa?

G: «Fai come ti pare!» → ¡Haz como quieras!

4 – Ti devo parlare (tengo que hablar contigo)

Esta frase tiene la extraordinaria capacidad de enfadar o aterrorizar de inmediato a la persona a la se que lo decimos, porque todos los italianos saben que de una conversación que empieza  así no viene nada bueno.

Ti devo parlare “ es una de esas frases que nadie querría escuchar nunca, sobre todo de parte de su propia pareja, amigos o de una persona a la que queremos.

De hecho, esta frase a menudo anuncia una discusión o una mala noticia… en la mayoría de los casos, indica el comienzo de una conversación que podría poner fin a una relación.  Con solo escucharla la otra persona se pone en alerta y se enfrenta a esa conversación con una actitud  negativa.

Por eso, si necesitáis decirle algo malo a alguien, decidlo y punto, sin usar la y célebre advertencia “Ti devo parlare!”.

5 – Ho da fare (tengo cosas que hacer/ estoy ocupado)

Creo que esta frase molesta no solo a los italianos, ¡sino a cualquiera!

Imaginaos que necesitáis un favor, se lo pedís a alguien ¿y qué os contesta? “Ho da fare

Sin andar con rodeos, esa persona os está diciendo, de forma también grosera, que no tiene tiempo para dedicaros porque ya tiene planes y cosas en las que pensar.

Que está bien, obviamente, pero hay muchas maneras más amables, de decirlo, como:

  • “Mi dispiace, al momento non posso, ma dimmi cosa ti serve e cercherò di aiutarti non appena mi sarà possibile!” → “Lo siento, pero en este momento no puedo, ¡pero dime lo que necesitas e intentaré ayudarte en cuanto pueda!»
  • “Ti aiuterò volentieri, ma non nell’immediato, perché c’è qualcos’altro che dovrei fare prima” → “Te ayudaré gustosamente, pero no ahora mismo, ya que hay otra cosa que tendría que hacer antes»

Y muchas otras frases parecidas, ¡seguramente más agradables!

6 – Italia: mafia, spaghetti y mandolino

¡Esta es una de esas frases que muy a menudo usan los extranjeros para hablar de los italianos en todo el mundo! Y es también una de las más odiadas (¡yo diría que es la más odiada!)

La razón es simple: se trata de estereotipos, es decir, de ideas generalizadas sobre los demás países, sobre sus costumbres, tradiciones y comportamientos. Ideas que claramente no derivan de una conciencia personal – más o menos profundizada- sino de fuera, o de noticias y juicios genéricos, charlas, películas, televisión…

Siempre está bien recordar que no se puede generalizar, ¡resumiendo en 3 palabras a un país entero de 60 millones de habitantes!

No se puede negar la existencia de la mafia,¡ pero esto no significa que todos los italianos sean mafiosos! ¡Del mismo modo que no es verdad que todos comemos pasta, spaghetti y pizza durante todo el día! Y la mandolina…¡yo nunca la he visto!

Así que, si no sabéis qué decir cuando os encontráis con un italiano, haced una pequeña investigación en Google y añadid cada tanto palabras nuevas como Michelangelo, Leonardo, Montalbano, Chianti, Sanremo…¡el listado es largo y seguramente no haréis enfadar a nadie!

7 – Non sei tu, sono io (no eres tú, soy yo)

Esta frase también se asocia a menudo con las relaciones amorosas.

Si es nuestra pareja la que nos la dice, ¡sin duda nos hará enfadar!

¡Prácticamente está cortando con nosotros y no podemos hacer nada! ¿Por qué?

Porque «no es nuestra culpa», «es su culpa» y no hay nada que podamos hacer, porque no quiere cambiar o ya lo ha intentado, pero sin éxito.

Bueno, ni siquiera la persona que lo dice piensa de verdad que es su culpa, pero usa esta frase como una máscara para acabar de todas manera con una buena reputación :la reputación de la persona que reconoce sus errores, que sabe que no os merece o que sois demasiado para él/ella y muchas otras excusas bonitas.

Como en todas las situaciones, siempre es mejor decir la verdad, que ya no queréis estar con esa persona, que os gusta otra persona o que la relación no funcionará  como antes.

Pero es mejor decir la verdad y llevarse algunos insultos, ¡en lugar de hacer enfadar a alguien con esta frase!

8 – Ti faccio sapere (te aviso) 

Nada molesta más que un “Ti faccio sapere” cuando preguntamos algo a alguien.

¡Se sabe bien que en la mayoría de los casos esta es una manera cobarde e indirecta de decir “no”!

Así que, “Ti faccio sapere” molesta mucho ya que se usa solo para buscar una via de escape en ese momento o, a lo mejor, un resguardo de futuras molestias.

Se hace una «promesa» para complacer a la otra persona y para no parecer indiferentes.

Podría parecer obvio, pero intentad siempre elegir el camino valiente: ¡decir que no queréis o es posible que de verdad no podáis hacer lo que os han pedido!

9 – Calmati (cálmate)

Si una persona está enfadad, ¡para nada le digáis “Calmati”! De otro modo… ¡se va a enfadar aún más!

Cuando una persona está furiosa de verdad, las emociones toman el control y no consigue acceder a la parte racional de su cerebro.

S intentáis usar la racionalidad, invitándola a «mantener la calma» o «ser razonable» os arriesgáis a que vuestras palabras caigan en el vacío o, peor aún, a alimentar a la rabia.

Si queréis ayudarle a calmarse, tenéis otras estrategias:

  • Intentar entender lo que ha pasado, o si es vuestra culpa, asumir vuestras responsabilidades
  • Manteneros tranquilos y dispuestos al diálogo
  • No juzgar, no dar órdenes, no levantar la voz
  • Ofrecer ayuda o posibles soluciones

¡Pero evitad a toda costa decir «Calmati

10 – Non mi va di parlarne (no quiero hablar de esto)

Esta probablemente no hace enfadar mucho, aunque depende de las circunstancias y de la relación que uno tiene con la persona a la que se lo decimos.

De todas formas, excepto si ha pasado algo realmente grave (en ese caso sería perdonable) es poco amable como respuesta y pone fin a una conversación, a lo mejor cuando la otra persona solo está buscando un modo para ayudaros e interesarse en vuestro problema.

A lo mejor, para ser más educados, sería mejor decir algo como «Te lo voy a contar todo cuando esté listo/a» o «Gracias por tu interés, pero todavía me siento incómodo para hablar de esto con alguien».

11 – Cualquier frase ofensiva o sarcástica dirigida a un miembro de la familia  

La familia es importante para todos, ¡pero para los italianos es algo sagrado!

Los italianos amamos a nuestros padres, hermanos, hermanas y a los otros parientes. ¡Por eso no toleramos que alguien se divierta en burlándose de ellos!

Tampoco es muy elegante burlarse de alguien que no está presente y que no pueda contestar: si tenéis que hacerlo, por lo menos hacedlo con la gente presente y de forma apropiada, ¡sin exagerar!

Hablando de esto, ¡ os aconsejamos mirar nuestro video sobre las mejores respuestas sarcásticas a gente estúpida y arrogante!

¡Antes de iros, haznos saber en los comentarios si os ha pasado alguna vez habéis enfadado o molestado a alguien por culpa de una de estas 11 frases!

 

¡Veamos si has aprendido los contenidos de esta clase! ¡Intenta hacer los ejercicios!

 

Rispondi