¡9 Trucos Para Hablar como un NATIVO ITALIANO!

¡En este artículo os voy a dar 9 trucos para hablar italiano como un verdadero hablante nativo y dejar de parecer extranjeros! ¡Son trucos que los italianos usan de forma natural cada día en sus conversaciones!

Facebook logo Instagram logo Twitter logo YouTube logo TikTok Logo Pinterest logo

Aprende a hablar italiano como un hablante nativo

El primer truco es:

1 – Responder a la italiana 

Sin duda ya os habréis dado cuenta involuntariamente de que hay algunas pequeñas respuestas que los italianos usan de manera casi automática, sin pensarlo mucho, en cualquier contexto. A continuación vais a ver unos ejemplos:

«Ah sì?», «Davvero?», «Ma va?», «Sul serio?», «Seriamente?»(¿Ah sí?/¿De verdad?/¿En serio?)

 

Usarlas es muy simple:

Rocco: «Ho vinto il SuperEnalotto!» (¡He ganado al SuperEnalotto!)

Graziana: «Ah sì?» (¿Ah sí?)

Rocco: «1 MILIONE DI EURO!» (1 millón de euros)

Graziana: «Davvero?» (¿De verdad?)

Rocco: «Non ci posso credere!» (No me lo puedo creer)

Graziana: «Ma va?» (¿Pero en serio?)

 

Truco número dos:

2 – Decir SE (si) en lugar de SÌ (sí)

Este truco os podrá parecer un poco raro, pero tenéis que saber que muy a menudo, especialmente en contextos informales, los italianos usan SE en lugar de SÌ para dar una respuesta afirmativa a una pregunta.

Graziana: «Hey, hai preso tu i miei auricolari?» (Ei, ¿has cogido tú mis auriculares?)

Rocco: «Se, li ho presi io!» (Si, ¡los he cogido yo!)

 

Truco número tres:

3 – Apóstrofe con pronombres MI, TI, LO, LA, CI, VI

Una vez más en contextos informales, cuando lo único que importa es transmitir el mensaje en el menor tiempo posible, sin dar demasiada importancia a la forma, los italianos tienden a no pronunciar la vocal final de los pronombres MI, TI, LO, LA, CI, VI cuando éstos preceden una palabra que empieza por H o por VOCAL.

Con LO y LA podemos decir que es la regla, pero, a mi juicio, hacerlo también con los demás pronombres, no es aconsejable.

Aquí tenéis unos ejemplo:

Graziana: «Sai chi m’ha chiamato prima?» → ¿Sabes quién me ha llamado antes?

Rocco: «La tipa che t’ha derubato la borsa?» → ¿La chica que te robó el bolso?

Graziana: «No! Il poliziotto che c’aiutati a sporgere denuncia!» → ¡No! El policía que nos ayudó a poner la denuncia

Rocco: «Meno male che l’abbiamo visto!» → ¡Menos mal que lo vimos!

 

Truco número cuatro:

4 – Usar CEH

Para ser honesta, no estoy segura de cómo se escribe esta palabra, ya que solo se usa en el lenguaje oral y no está en los diccionarios.

De todas formas,  CEH es un palabra usada para aclarar o reformular lo que acabamos de decir. Además, estoy bastante segura de que es una abreviación que se ha desarrollado a partir de la palabra CIOÈ (es decir, o sea)

Vamos a ver unos ejemplos:

Rocco: «Non penso che licenziarsi fosse una buona scelta… Ceh, capisco che fosse infelice, ma ora come farà a mantenere la sua famiglia?» → No pienso que dimitir del trabajo fuera una buena opción, Ceh, entiendo que era infeliz, ¿ pero ahora cómo hará para mantener a su familia? 

Graziana: «Non sono d’accordo con te… Ceh, non è che quello che tu abbia detto sia sbagliato, però credo che una persona debba prima di tutto essere felice con se stessa.» → No estoy de acuerdo contigo… Ceh, no es que lo que dices sea equivocado, pero creo que una persona tiene que ser feliz, ante todo consigo misma.

 

Truco número cinco:

5 – Usar «DICIAMO» como muletilla 

Los italianos, sobre todo para ganar tiempo o para ser imprecisos, introducen, en casi cada frase, la palabra DICIAMO. No es una buena costumbre y, si exageráis, podría hasta molestar o resultar ridículo. ¡Pero, si lo usamos de forma correcta, os dará el toque natural que estáis buscando!

Aquí tenéis un ejemplo:

Rocco: «Che ne pensi se, diciamo, aprissimo un altro canale nel quale giochiamo ai videogiochi?» → ¿Qué piensas si, digamos, abrimos otro canal donde jugamos a los videojuegos?

Graziana: «Ecco, diciamo… non è proprio il genere di cose che piace a me…» → Bueno, digamos… no es el tipo de cosas que me gustan…

 

Truco número seis:

6 – Usar «ECCO» (vale) en lugar que «CAPISCO» (entiendo)

Muy, pero muy a menudo, los italianos, en lugar de decir «entiendo» (“ho capito” ) dicen “ecco”.

Os propongo un ejemplo para haceros entender cómo se usa:

Graziana: «Perché non sei uscito con la macchina?» (¿Por qué no saliste con el coche?)

Rocco: «Perché si è rotta la marmitta!» (Porque se ha roto el tubo de escape)

Graziana: «Ah ecco!»  (¡ah, vale!)

 

Truco número siete:

7 – Inscribirse en «Italiano in Contesto»

Es el curso de italiano que hemos realizado desde LearnAmo para dar a miles de personas en el mundo, que quieren aprender italiano, la posibilidad de hacerlo, ¡como si estuvieran en Italia!

«Italiano in Contesto» es el único video-curso de italiano totalmente contextualizado que os permitirá aprender un montón de expresiones y situaciones que, ¡solamente estando en Italia, se podrían aprender!

Además de estar subtitulado en italiano e inglés,»Italiano in Contesto» ofrece una serie de ejercicios automáticos y la posibilidad de comentar escribiendo vuestras dudas o vuestras preguntas y recibir una respuesta directamente de mí ¡en pocos minutos!

¡Por último, si estáis interesados en inscribiros en el curso «Italiano in Contesto», os recuerdo que usando el código cupón «VoglioParlare» obtendréis el 37% de descuento en el momento de la inscripción! ¿A qué esperáis?

 

Truco número ocho:

8 – Usar las expresiones idiomáticas 

¡No se puede pretender hablar italiano como un verdadero hablante nativo sin usar las expresiones idiomáticas!

¡No temáis! Sé que puede parecer un trabajo imposible, pero hemos pensado en todo: hemos creado un listado con cientos de expresiones idiomáticas , ¡así que intentad aprender cuantas más podáis!

 

El último truco es el más importante:

9 – Hacer preguntas retóricas 

Este es un poderoso dispositivo retórico que nos permite construir afirmaciones en forma de preguntas. En otras palabras, una pregunta retórica se presenta en efecto como una pregunta que, sin embargo, no necesita respuesta.

Vamos a ver unos ejemplos:

Rocco: «Prima sei andata al supermercato, no? Perché non hai comprato la Nutella?» → ¿Antes fuiste al supermercado, no? ¿Por qué no compraste la Nutella? 

Graziana: «Non credi che la Nutella faccia ingrassare? Dovresti metterti a dieta, sai?» → ¿No crees que la Nutella engorda? Deberías ponerte a dieta, ¿sabes? 

Rocco: «Non pensi di essere un po’ troppo ossessionata con questa storia della dieta? Quello che conta è essere belli dentro, no?» → ¿No crees que estás un poco obsesionada con esta historia de la dieta? Lo importante es ser bonitos por dentro, ¿no?

Las palabras y expresiones en rojo podéis usarlas para construir preguntas retóricas como en el ejemplo.

 

¡Ahora que conoces los 9 trucos para hablar italiano con fluidez, no te olvides de inscribirte en nuestro curso Italiano in Contesto! ¡Usando el código cupón VoglioStudiare obtendrás el 37% de descuento!

 

¡Veamos si has aprendido los contenidos de esta clase! ¡Intenta hacer los ejercicios!

 

Rispondi