Descubra la CULTURA ITALIANA a través de los JUEGOS DEL PASADO

Hoy en día tendemos a pasar mucho tiempo dentro de casa, a menudo delante de pantallas, y las actividades al aire libre parecen sólo un recuerdo de la infancia. De hecho, hace poco vi la serie de Netflix Squid Game que tiene, entre sus otros temas principales, el de los juegos infantiles – es cierto que son un poco «extremos» en la serie, ¡pero ese es el punto de partida! -, así que he pensado en hablaros de los juegos infantiles más extendidos y populares en Italia, o al menos de los que jugábamos hace tiempo, cuando nos reuníamos con los amigos, antes de la llegada de la tecnología y los videojuegos. En definitiva, los juegos de la infancia de mi generación…

9 JUEGOS PARA NIÑOS POR DESCUBRIR

En esta lista encontrarás 9 juegos que hoy se consideran grandes clásicos y que probablemente nunca desaparecerán… quién sabe, ¡quizás tengas alguno similar en tus países!

NASCONDINO

Nascondino es un gran clásico, un juego con unas reglas sencillas. Básicamente, se necesitan al menos dos jugadores, pero cuantos más haya, más divertido será el juego. De entre ellos, se elige uno que cuenta, es decir, contar de 10 a 30 segundos, con los ojos cerrados contra una pared o un árbol. Su objetivo es buscar a sus compañeros, que se habrán escondido durante el tiempo de recuento. Una vez que haya terminado de contar, el contador debe buscar los escondidos y, por cada uno, en cuanto lo encuentre, debe volver al punto de recuento y anunciar «Tana per … [nombre del escondido que encontró]». El juego termina cuando se han encontrado todos los escondites, o si uno de ellos, en el momento de ser descubierto, corre más rápido que el descubridor hasta el punto de recuento y anuncia «Tana libera tutti!». Al hacerlo, salva a todo el grupo de ocultos y el juego comienza de nuevo con el recuento.

MOSCA CIECA

Este es otro clásico con reglas muy sencillas: sólo requiere un número reducido de personas y una venda en los ojos. Obviamente, un jugador debe tener los ojos vendados y, como «ciego», debe intentar atrapar a sus compañeros a tientas. Evidentemente, los otros jugadores deben tratar de no ser atrapados. El jugador que sea tocado por el jugador con los ojos vendados (la «mosca») debe abandonar el juego y esperar al final; si, por el contrario, un jugador toca a la «mosca», entonces debe ocupar su lugar. El juego termina cuando todos los jugadores han sido agarrados.

STREGA COMANDA COLORE

Uno de los más divertidos de la lista, este juego también requiere un grupo reducido de jugadores. Básicamente, el juego se divide en tres fases:

  • Primero hay que elegir a la bruja, es decir, al jugador que dirige el juego.
  • Entonces el juego comienza cuando la bruja dice: «Strega comanda color… [un color de su elección]».
  • Después de elegir un color específico, cada jugador tendrá que tocar un objeto de ese color lo más rápido posible para salvarse antes de ser atrapado. La bruja, de hecho, tiene la tarea de capturar a los otros jugadores mientras corren por sus vidas. Quien sea atrapado primero será la bruja al final del juego.

       

LUPO MANGIA FRUTTA

Se trata de una variante del juego anterior. De nuevo, el juego tiene una estructura muy específica:

  • En un grupo de jugadores, se elige a uno para que sea el lobo, mientras todos los demás se alinean frente a él y tienen que pensar en una fruta.
  • El lobo tendrá que empezar a mencionar alguna fruta.
  • Si el lobo dice en voz alta el nombre de una fruta pensada por un jugador, éste debe empezar a correr hacia el lugar elegido para salvarse del lobo que quiere comérsela (agarrarla). Si el jugador/fruta es agarrado, se convierte en lobo en el siguiente turno, al igual que en el caso de la bruja.

       

CAMPANA

Se trata sin duda de una de las más antiguas y extendidas del mundo. Generalmente se realiza al aire libre: hay que dibujar 10 casillas numeradas en el asfalto (normalmente con tiza). Las cajas tienen un orden preciso: las tres primeras se colocan verticalmente una encima de la otra; las dos siguientes se colocan horizontalmente una al lado de la otra; luego hay otra encima en vertical; hay dos cajas más en horizontal; finalmente, las dos últimas están en vertical.
Las reglas del juego son muy sencillas: en su turno, cada jugador lanza una piedrecita dentro del primer cuadrado y si la piedrecita sale de las líneas de delimitación, su turno termina; de lo contrario, ese jugador tendrá que continuar con un pie saltando o poniendo los dos pies en el suelo en el caso de los cuadrados horizontales. Por lo tanto, tendrá que hacer todo el camino de ida y vuelta. Si tropieza, se cae o toca las líneas de las casillas, pasa el turno al siguiente jugador. El ganador es el que primero marca cada casilla con su guijarro, haciendo el recorrido de ida y vuelta sin incidentes.

       

UN, DUE, TRE… STELLA!

Es el juego más famoso de esta lista, gracias a la serie del Squid Game que mencioné antes. En realidad, sin embargo, se cree que el nombre correcto del juego en italiano es «un, due, tre… stai là!», pero la versión con «estrella» está más extendida.
Para este juego, se necesita un pequeño grupo de al menos cuatro participantes, divididos de la siguiente manera: un jugador (el cabecilla) cuenta y todos los demás jugadores cuentan. En la práctica, el líder del juego tiene que dar la espalda al grupo y situarse a unos metros de distancia; entonces tiene que contar uno, due e tre y darse la vuelta inmediatamente después de decir «stella». Mientras tanto, los jugadores que están detrás de él deben avanzar y quedarse quietos cuando el jugador de la cuenta se dé la vuelta. Si se mueven, quedan descalificados. El ganador es el que llega primero a la espalda del jugador que cuenta.

BRACCIO DI FERRO       

Uno de los favoritos de los niños es sin duda braccio di ferro, que es algo más que un juego de fuerza: ¡es de hecho un deporte que también se practica a nivel competitivo! Los dos aspirantes se colocan en lados opuestos de una mesa, apoyando los codos en la superficie. A continuación, deben agarrar la mano contraria levantada de su oponente. Gana el que primero consiga empujar el dorso de la mano del otro contra el tablero de la mesa sin levantar el codo.

GIOCO DELLE SEDIE (MUSICALI)

Este juego está sin duda entre los más conocidos… Quiero decir, ¿quién no ha jugado al menos una vez? Además, aunque es uno de los juegos más disputados, siempre es el favorito de los niños. El juego de las «sillas musicales» requiere muy poco: sólo un equipo de música, un número reducido de participantes y unas cuantas sillas. Las sillas deben estar dispuestas en círculo mirando hacia fuera y su número debe corresponder al número de jugadores menos uno. La música se pone en marcha y, en algún momento, debe detenerse, momento en el que los participantes deben intentar sentarse rápidamente en la silla. Quien no encuentre una silla disponible es eliminado, y otra silla se va con él. Obviamente, quien gane la última silla restante, gana.

GIOCO DELLA BOTTIGLIA

De hecho, este último juego es mucho más popular entre los adolescentes que entre los niños, ya que les permite experimentar la emoción de un beso o una caricia. Básicamente, los jugadores tienen que colocarse en un círculo y, en el centro, colocar una botella vacía. El primero que empiece a girar la botella debe declarar de antemano lo que está en juego (normalmente un beso, una bofetada, un pellizco o -en su variante- elegir entre el reto y la verdad). Una vez que la botella ha sido girada, el jugador al que apunta recibe la apuesta declarada y es él quien continúa, a su vez, haciendo girar la botella.

Estos son 9 de los juegos que en su día fueron especialmente populares y a los que también jugaron los adultos en su día. Díganos si ya los conoce y si también existen en su país. Hablando de antigüedad, Italia y diversiones, le sugerimos que vaya a leer nuestro artículo sobre el Decameron -o que vea el vídeo dedicado a él- para saber más sobre los personajes, la estructura y algunas de las novelas.

Deja un comentario