Los 5 MISTERIOS de la lengua ITALIANA (fine, si è…, D eufónica, etc.)

Prepara unas gafas oscuras, sombrero y impermeable… ¡Hoy vamos a hablar de los MISTERIOS de la LENGUA ITALIANA! En particular, vamos a ver 5.

Facebook logo Instagram logo Twitter logo YouTube logo TikTok Logo Pinterest logo

Fine, si è…, D eufónica, -sta, «ha piovuto» vs «è piovuto»

1.  El primer misterio de la lengua italiana tiene que ver con la palabra fine entendida como «conclusión», «final».

Esta palabra normalmente es femenina… De hecho decimos : una bella fine (un buen final), una fine drammatica (un final dramático), una fine inaspettata (un final inesperado)..

Sin embargo, por alguna extraña razón, cuando usamos la palabra «fine» con el adjetivo lieto – pero solo con esto- se convierte en masculino!

Por ejemplo:

Quella storia non ha un lieto fine. → Esa historia no tiene un final feliz.

PERO

Quella storia non ha una bella fine. → Esa historia no tiene un final feliz

Si quieres «tagliare la testa al toro» (ir al grano) y evitar cualquier duda, puedes usar la palabra finale (final), que es siempre masculina. (Quella storia non ha un buon finale). → Esa historia no tiene un buen final

 

2. El segundo misterio del italiano se refiere a si è

Esta  construcción a veces va seguida por un plural (a pesar de que «è» es un verbo en singular).

Cuando se trata de la construcción si è… + adjetivo, este último siempre es plural, masculino o femenino según los sujetos.

Por ejemplo:

Quando si è felici, si affronta meglio la vita. → Cuando uno es feliz, se enfrenta mejor a la vida

Durante il ciclo mestruale, si è di solito molto nervose. → Durante el ciclo menstrual, solemos estar muy nerviosas

¿Qué pasa, en cambio, cuando tenemos si è + verbo?

¡Buena pregunta! ¡Intentemos aclarar las dudas!

El verbo va en plural (en participio) – masculino o femenino según los sujetos – ¡cuando el auxiliar en la construcción personal es ser!

Por ejemplo:

si è diventati (= siamo diventati) → Nos hemos convertido

si è andate (= siamo andate) → Hemos ido

¡Sin embargo, el participio será en singular (masculino) si en la forma personal usamos avere (haber) como auxiliar!

Por ejemplo:

si è parlato molto (= abbiamo parlato molto) → Hemos hablado mucho

 

3. El tercer misterio es… ¡la D eufónica!

¡Uno de los grandes dilemas de los extranjeros! : ¿la D tengo que ponerla, sí o no? ¿Cuándo sí? ¿Cuándo no?

Bien, aunque hay opiniones contrarias, la regla más oficial dice que “se debe usar la D eufónica cuando la vocal siguiente es igual a la vocal anterior a la D”. De todas formas, mucho italianos usan la D aun cuando la vocal siguiente no es igual a la anterior! ¡Entonces, no te preocupes si te pasa a ti también!

Por ejemplo:

Stati Uniti ed Europa hanno firmato un accordo ad aprile a Edimburgo. → Estados Unidos y Europa han firmado un acuerdo en abril, en Edimburgo

¡ATENCIÓN! 

Una excepción a esta regla es “ad esempio”.

 

4. ¿Musicista entusiasta (músico entusiasmado) es mujer o hombre?

Puede ser ambos. Las palabras que terminan en -sta pueden ser masculinos o femeninos: ¡solo podemos determinarlo con el artículo! Esto quiere decir que tienen una sola forma en singular (y no…no existe «musicisto entusiasto»).

Por ejemplo:

uno stakanovista/ una stakanovista (persona que trabaja mucho)

un tennista / una tennista (un/una tenista)

Por suerte, al plural, el problema ya no existe: tenemos tanto la forma en masculino como la forma en femenino.

Por ejemplo:

i musicisti / le musiciste → Los músicos/las músicas

 

5. Quinto y último misterio… ¿È piovuto o ha piovuto? → ¿Ha llovido?

Según la máxima autoridad por lo que se refiere a la lengua italiana, la Accademia della Crusca, el verbo piovere, en su uso intransitivo impersonal (es decir cuando significa “caer lluvia del cielo»), puede formar tiempos compuestos ¡tanto con el auxiliar essere (ser) como con avere (haber)!

Por ejemplo:

Ieri è piovuto tutto il giorno = Ieri ha piovuto tutto il giorno → Ayer llovió todo el día

En cambio, en todos los demás casos (es decir, cuando el verbo no se usa de modo impersonal y tiene un significado figurativo), piovere (llover) forma los tiempos compuestos con essere.

Por ejemplo:

Sono piovute un sacco di critiche a causa del suo gesto. → Llovieron muchas críticas a causa de su gesto

¿Hay otras cosas de la lengua italiana que son confusas? Escríbelas en los comentarios!

¡Descubre también cuáles son las 10 palabras más extrañas de la lengua italiana!

 

¡Veamos si has aprendido los contenidos de esta clase! ¡Intenta hacer los ejercicios!

 

Rispondi