Italia del norte vs. Italia del sur: diferencias culturales (estereotipos)

Norte… sur… en Italia se habla muy a menudo de esto y, ahora ya incluso los extranjeros han entendido que vivir en el norte y vivir en el sur pueden ser experiencias  muy diversas. ¡Por esta razón, en este artículo vamos a mencionar las diferencias que existen el la cultura, las costumbres y las tradiciones de la vida en el norte y en el sur de la península italiana!

¿Aún no lo has hecho? Mantente informado, ¡síguenos en YouTubeFacebookInstagramTwitter!

Las diferencias culturales entre el norte y el sur de Italia

Descargo de responsabilidad:

Os recuerdo a todos, en particular a los italianos, que este vídeo tiene un propósito puramente irónico: hacer sonreír por medio de los estereotipos y los sitios en común es el objetivo principal. Por lo tanto, ¡que nadie se sienta ofendido o discriminado! 

 

1 – LAS BODAS

En el Norte, la ceremonia es por lo general bastante breve, en el ayuntamiento o en la iglesia, seguida por un convite también corto, íntimo (familiares y amigos cercanos), normalmente en una villa, con catering, champán, el baile de los casados, el corte de la tarta, algunas fotos, brindis… y a menudo a las 8 de la tarde ha acabado todo (a no ser que la boda no sea por la tarde).

 

En el Sur, no se celebra una boda, ¡se combate una guerra! La tarde anterior, los invitados acuden debajo de la casa de los padres de la novia, puesto que en general el novio organiza una serenata en honor a su amada. Con este motivo, hay cantos, bailes, comida… ¡toda la calle participa y está de celebración!

Después, la novia tiene 3 o 4 horas para descansar porque se tiene que despertar bastante pronto para ir a la peluquería a hacerse un «sencillo» peinado con tirabuzones recogidos con flores, colas y moños, que por lo general tarda 1 o dos horas en hacerse. La ceremonia tiene lugar en la iglesia, con las lecturas de varios de los familiares.

Al acabar la ceremonia, los novios se dirigen a realizarse las fotos para el álbum de boda… todo esto dura por lo menos hasta las 3 del mediodía, cuando acuden al salón de banquetes y, entonces en ese momento, empieza la fiesta: con 3 primeros platos, bailes, 3 segundos platos, bailes, guarniciones, bailes, fruta, bailes, buffet de postres, tarta, regalitos, fotos con los familiares, fuegos artificiales, lanzamiento de palomas…

En conclusión, se acaba sobre la medianoche (quizás), si después no hay discoteca o… la pasta e fagioli (pasta con habichuelas). ¡Y sí, después de toda esa comida, obviamente!

 

2 – LAS VACACIONES

En el Norte, las vacaciones son fundamentales, es el momento más esperado de todo el año en el que por fin se puede desconectar (staccare la spina) y huir del trabajo y del estrés algunos días. Normalmente se elige un resort o un hotel, en Italia o en el extranjero, que por lo general se reserva algunas semanas antes. A menudo, las vacaciones incluyen varias excursiones, visitas, paseos en barco o clases de esquí.

 

En el Sur, las vacaciones se pasan en la casa de la playa de la tía. ¡Y no, no hace falta reservar! No importa cuántos familiares se puedan presentar, siempre son bienvenidos y acogidos, aunque no haya bastantes camas, siempre existe la posibilidad de que alguien duerma en la hamaca de playa del balcón, o en la cama hinchable en el suelo. Todos los días pasan de la misma forma: despertarse pronto, desayunar e ir a la playa para coger los mejores sitios en la orilla (a riva). Todo el mundo lleva algo: la sombrilla (l’ombrellone), las hamacas (le sdraio), los juegos para los niños, la neverita con las cervezas frescas, los bocadillos, la parmigiana, la sandía (l’anguria)… Se come en la playa y nos esperamos mínimo 3 horas para bañarnos… ¡para evitar una indigestión!

 

3 – NAVIDAD Y FIN DE AÑO

En el Norte, la Navidad (Natale) es el 25 de diciembre, día que se celebra con una comida que incluye varios platos y que en general tiene una duración de unas dos horas. Fin de año (Capodanno) funciona más o menos del mismo modo.

 

En cambio, en el Sur, la Navidad dura por lo menos tres días: el 24, el 25 y el 26. El 24 siempre hay una gran cena, normalmente a base de pescado, que incluye los «antipasti» (entrantes), el primer y el segundo plato, y algo para picar. Todo puede durar tranquilamente hasta la medianoche, cuando se abre el panettone y se brinda con champán, mientras se canta “Tu scendi dalle stelle” (aunque no es obligatorio) y se intercambian las felicitaciones y los regalos.

El 25 nos volvemos a reunir y se hace una comida impresionante, que consiste en sentarse en la mesa a la 13 y levantarse a las 18 (¡con suerte!). Entrantes, primero, segundo, guarnición, fruta, frutos secos, dulces, café, ammazzacaffè (licor que se consume después del café), etcétera, etcétera.

¿Y el 26? ¡Obviamente todo de nuevo! Que por cierto, en el sur, los días 27, 28, 29 y 30 de diciembre crean un poco de confusión: nadie sabe bien qué día es, pero en cierto modo aún es fiesta, puesto que se comen todas las sobras de Navidad y es la preparación de Fin de Año.

 

4 – EL DOMINGO

En el Norte, el domingo es el día de descanso. Por lo tanto, se desarrollan todas las actividades relajantes que normalmente no se pueden hacer durante la semana: correr por el parque por la mañana, o dormir hasta tarde (depende de lo que uno prefiera), preparar tortitas o gofres, pasear, comida en casa de relax o en el restaurante, paseo breve al mediodía , o un aperitivo con los amigos, y después pronto a la cama para hacerle frente al lunes.

 

En el Sur, el domingo es el día de la familia: en general, se come en casa de los abuelos, y si sugieres ir a un restaurantes te metes en líos, puesto que según la abuela “tu no sabes lo que ponen en esos platos, mientras que mi comida es toda natural”. Y no se puede decir que no, también porque se despierta a las 6 para preparar el «ragù con le braciole» que tiene que cocer durante 3 o 4 horas. Por no hablar de la fritura: comer en casa de la abuela en el sur significa que tiene que haber algo de frito, ya sean verduras, pescado o carne, no importa. La comida dura un poco menos que la del día de Navidad, pero seguramente no nos levantamos de la mesa antes de las 16.

 

5 – LOS VECINOS DE CASA

En el Norte, los vecinos de casa son vecinos de casa: no se les conoce mucho, se intercambian saludos, buenos días y buenas tardes y, como mucho, se pide azúcar o algún otro alimento que no se tiene en casa en ese momento.

 

En el Sur, en cambio, los vecinos de casa son como los parientes, como los tíos o los abuelos: siempre están en tu casa o al contrario, se comparte lo que se cocina, se organizan en la calle grandes cenas a las que todos son bienvenidos, y se cuentan cotilleos. ¡Ah, casi lo olvidaba! Los vecinos de casa en el sur son como las cámaras de vigilancia: ¡saben todo lo que haces! ¡te controlan!

 

6 – LAS CITAS

Si alguien del Norte te pide una cita (ya sea laboral, sentimental o de amistad) y te dice la hora, te puedes presentar a esa hora: la persona con la que te verás siempre será puntual.

 

Si alguien del Sur te dice la hora para una cita, te lo puedes tomar con calma: ¡siempre llegará por lo menos media hora tarde de la hora establecida!

 

7 – LA OPERACIÓN BIKINI

En el Norte, se empieza a ir al gimnasio a partir de enero para preparar la operación bikini (prova costume). Después de Navidad se ponen a dieta, así que comen muchas ensaladas, zumos, pizza solo una vez a la semana, y se trata de hacer lo mejor (a parte de alguna que otra trampita) con el objetivo de estar listos para el verano y para las playas.

 

En el Sur, en cambio, en mayo aún se siguen comiendo los panettoni y las colombe (dulce de Pascua) que sobran en Navidad y en Pascua. Por no hablar de que la primavera es la estación de las bodas, así que volvemos al punto 1 de esta lista y a todos los platos que conlleva una fiesta de boda.

 

8 – EL APERITIVO

En el Norte, las 18 es la mejor hora para el aperitivo. Se va a un bar con amigos hasta las 20 o las 21; se comen patatas fritas, tortillas, sándwiches, etc., y se bebe un Spritz. In total se paga entre 10 o 25 euros por persona y cada uno paga lo que ha consumido. Ah, obviamente si entras a un bar y no hay sitio, te tienes que ir… ¡Es cuestión de suerte!

 

En el Sud, como mínimo se empieza a las 20 y se continua hasta… ¡una hora por determinar! Sobre todo en verano, los bares están abiertos hasta las 2 de la mañana. Se comen patatas fritas, tortillas, sándwiches, aceitunas, fiambres, queso, taralli, etc., y todo eso por 7 o 8 euros por persona… pero si conoces al camarero, ¡el precio podría bajar! ¡Todo consiste en hacer amistades! Ah, y obviamente, si entras en un bar y ves que no hay sitio… ¡no importa! Seguramente encontrarás una mesa con alguien conocido y te podrás sentar, porque ya sabes, ¡donde caben 4 caben 10!

 

Ah, por cierto, ¿sabéis que en el aperitivo normalmente hay focaccia? Si queréis saber cómo se cocina la focaccia, mirad el vídeo que hice con mi madre en el que preparamos una juntas.

¡Además, decidnos en los comentarios si algunas costumbres y tradiciones también existen en vuestro país! ¿Os sentís más reflejados en el sur o en el norte?

Una respuesta a “Italia del norte vs. Italia del sur: diferencias culturales (estereotipos)”

Deja un comentario