El SENTIDO del HUMOR en italiano: 6 chistes con explicación

Este artículo será un poco diferente de lo normal: de hecho, os voy a hablar del sentido del humor en italiano. Obviamente, el humor es una capacidad humana que prescinde de la lengua hablada, pero hoy os quiero hablar en líneas generales de cómo funciona el humorismo en italiano: os voy a contar algunos chistes (barzellette) y vamos a ver si los entendéis antes de leer la explicación.


¿Aún no lo has hecho? Mantente informado, ¡síguenos en YouTubeFacebookInstagramTwitter!

El humor en italiano: ¿cómo funciona?

 

La enciclopedia Treccani define del siguiente modo el humorismo: “la facultad, la capacidad y el mismo hecho de percibir, expresar y representar los aspectos más curiosos, incongruentes pero divertidos de la realidad, que puedan suscitar la risa y la sonrisa, con participación, comprensión y simpatía humana”. En definitiva, si tenéis aunque sea solo una pizca de sentido del humor, sabéis muy bien de lo que estamos hablando.

 

Entender el humor en una lengua extranjera es particularmente difícil, ya que requiere un conocimiento implícito, es decir, no expresado por la persona que habla, que a veces solo un hablante nativo posee. Por este motivo, si estáis estudiando una lengua extranjera, tenéis que saber ya que entender un chiste en esa lengua es normalmente muy difícil: a veces es necesario que la broma se explique para poderla entender; y todos sabemos que, si un chiste se explica, ya no hace reír tanto… Bueno, en fin, yo hoy intentaré contaros algunos chistes cortos y os los explicaré, así podéis comprobar si los habéis entendido bien. ¡Y a lo mejor mientras los leéis haré que os divirtáis un poco!

 

Primer tipo: «Cosa fa…?» («¿Qué hace…?»)

 

El primer chiste que os quiero contar forma parte del tipo “Cosa fa…?”: esto tipo de chiste siempre empieza de esta forma: “Cosa fa…?” o “Cosa fanno…?”; hay muchísimos, pero mi preferido es este:

“Cosa fanno due sassi uguali?” – “Sassomigliano!”

¿Lo habéis entendido? Bueno, yo os lo explico: la ironía se encuentra en la respuesta “si assomigliano”, que, con la elisión de la vocal “i”, se convierte en “s’assomigliano”, prácticamente creando la palabra “sasso”, que coge el sujeto de la pregunta. A nivel auditivo, es decir, a nivel de lo que escuchamos, nos damos cuenta en seguida del parecido entre las palabras.

 

El segundo chiste aún pertenece a este estilo:

“Cosa fa un pasticciere quando gli muore la moglie?” – “La crema”

En este caso, el humor está relacionado con la respuesta entera, que puede tener dos significados: el primero lo da el sustantivo “crema”, precedido por un artículo determinativo. Así que, lógicamente, “il pasticciere fa la crema” (el pastelero hace la crema). Sin embargo, el segundo significado aparece cuando se considera la respuesta de forma diferente: “la” se convierte en un pronombre complemento directo con referencia a la mujer, mientras que “crema” es la tercera persona singular del verbo “cremare”, es decir, «reducir a cenizas un cadáver». Por lo tanto, según este significado, «el pastelero quema a la mujer (que está muerta)».

 

Segundo tipo: «Perché…?» (¿Por qué…?)

 

El tercer chiste es de otro tipo, el que empieza con “Perché…?”; veamos si lo entendéis:

“Perché il pomodoro non riesce a dormire?” – “Perché l’insalata russa!”

En este caso, la ironía juega con el doble significado de la respuesta, y en particular con la polisemia de la palabra “russa” («ronca»): en un caso, “russa” puede ser la tercera persona singular del verbo «russare» (es decir, emitir sonidos profundos durante el sueño), motivo por el cual el tomate no puede dormir. En el otro caso, “russa” puede ser un adjetivo femenino singular que se refiere a la palabra “insalata”: la insalata russa (ensalada rusa), de hecho, es un plato muy difundido en Italia, hecho con patatas, zanahorias, pepinillos, guisantes hervidos y mezclados con mayonesa.

 

El cuarto chiste sigue siendo del mismo tipo:

“Perché il pane non ha mai problemi?” – “Perché li-evita!”

La ironía de este chiste juega con el doble significado de la respuesta: en el primer caso, se escribe con dos palabras separadas “li evita” y significa “el pan evita los problemas, motivo por el que no tiene”; en el segundo caso, en cambio, se escribe todo junto “lievita”, y se refiere a una propiedad del pan, es decir, la de aumentar el volumen por efecto de la fermentación de la levadura. Por tanto, “il pane lievita”.

 

Tercer tipo: «oficios y profesiones»

 

El quinto chiste forma parte de una categoría particular, es decir, la relacionada con las profesiones y los oficios:

“Dottore, ha qualcosa contro la tosse?” – “No no, tossisca pure!”

¿Lo habéis entendido? Este es un poco más complicado… os la explico: la escena comienza con un/a paciente que va al médico y le pide “algo contra la tos”, pero esta frase puede tener dos significados: en el primero, el paciente le pregunta al doctor si tiene alguna medicina para curar la tos; pero en el segundo caso, jugando con el doble significado, el paciente pregunta si el doctor tiene “algo contra” la tos, es decir, si le molesta que él tosa. Y es justo a esta segunda versión a la que el médico le responde diciendo “no no, tossisca pure!”: “no se preocupe, no me molesta que tosa, puede toser tranquilamente”.

 

Cuarto tipo: «Dove…?» (¿Dónde…?)

 

El sexto chiste pertenece a la categoría de los que empiezan con “Dove…?”, y dice:

“Dove vanno a scuola i bambini egiziani?” – “All’asilo Nilo!”

En este caso, la ironía también está en la respuesta, que se refiere al «asilo nido», es decir, la escuela para los niños de menos de 3 años, que sin embargo en el chiste se pronuncia con la letra L, convirtiéndose así en “asilo Nilo”, que contiene el nombre del río más importante de Egipto, el Nilo.

 

Obviamente, hay muchos otros tipos de chistes, algunos más comunes y otros menos conocidos. De cualquier modo, estos eran mis 6 chistes preferidos, ¡espero que por lo menos os hayan hecho reír un poco! Y vosotros, ¿conocéis otros chistes en italiano? Si es así, escribidlos en los comentarios, ¡así nos echamos algunas risas juntos!

En cambio, si os queréis divertir un poco más, ¡os aconsejo que veáis el vídeo en el que cocino la parmigiana de berenjenas con mi madre!

Deja un comentario