Deja de decir: “SONO OCCUPATO” – ¡Apréndete TODAS las alternativas!

Oh, no, no puedo hacer el vídeo, estoy ocupada… ¡Estoy bromeando! Estoy aquí, pero en este vídeo os quiero hablar precisamente de la expresión “SONO OCCUPATO/A”, que se usa, e incluso de más, por quien estudia italiano como segunda lengua, pero que en muchos casos resulta un poco desagradable o no suena muy natural y, en algunos contextos, saca a la luz en seguida que el italiano no es vuestra lengua materna. Así que os voy a enseñar todas las formas más naturales, no tan simples y seguramente más originales para decir que «estáis ocupados» cuando alguien os propone hacer algo. ¡Antes de que salga algún compromiso inesperado, empecemos ya!

 Facebook logo Instagram logo Twitter logo YouTube logo TikTok Logo Pinterest logo

Todas las formas de decir «SONO OCCUPATO» en italiano

¿Cuántas veces os ha pasado que algún amigo os ha propuesto hacer algo y os habéis sentido obligados a rechazar el plan porque teníais muchas cosas que hacer? (O quizás queríamos acabar de ver la última temporada de nuestra serie preferida, pero es lo mismo). O que nuestro jefe nos haya pedido un pequeño favor, o de trabajar alguna hora más, hacer horas extras, pero no hemos sabido cómo decirle que no teníamos ganas de hacerlo? Bueno, que sepáis que para decir que no a una propuesta hay muchas formas, algunas más formales y otras más informales. Lo importante es elegir el modo más correcto para no resultar maleducados o desagradables.

 

UN ETERNO CLÁSICO

1. La forma más sencilla de rechazar una propuesta es diciendo:

“Mi dispiace, ma non posso.” O “Mi dispiace, ma non mi è possibile» («Lo siento, pero no puedo», «Lo siento, pero no me es posible»)

Estas dos las podéis decir tanto en situaciones formales como en las del día a día. Prácticamente ya se sobreentiende que tenéis otras cosas que hacer, y que no hay necesidad de especificarlo. También podríais usar estas frases cuando el motivo por el que no podéis hacer algo no es que no tengáis tiempo, sino que hay una motivación específica por la que no podéis hacer lo que os piden. Por ejemplo, si alguien os pide que le digáis un importante secreto que tiene que ver con vuestro jefe, seguramente podéis decir “mi dispiace ma non posso”, y las razones ya serían obvias para todos.

 

EXAGERADO PERO EFICAZ 

2. Otras expresiones que los italianos usan mucho son:

“Sono super impegnato/a.” O “sono straimpegnato/a”

En este caso se trata de algo que no diríamos en situaciones formales, sino solo en las más coloquiales, como a un amigo o a un familiar. De hecho, “Super” y “stra”, se utilizan sobre todo en la vida cotidiana en lugar de “molto”. En estas frases ya se entiende el motivo por el que no podéis aceptar la propuesta: tenéis muchísimos asuntos que resolver y no conseguís encontrar tiempo para esa cosa.
Una alternativa parecida (pero más difundida en la zona de Roma que en otras zonas italianas) es “Sto impicciato/a”. Efectivamente, los “impicci”, no son otra cosa que obligaciones, cosas para hacer.

 

EL TIEMPO APRIETA

3. La tercera alternativa es:

“Mi dispiace, ma non ho proprio tempo” («Lo siento, pero de verdad que no tengo tiempo»)

Expresión formal e informal que se puede utilizar prácticamente en todas las situaciones. El significado vehiculado a esa expresión es que tenéis tantas cosas que hacer que no tenéis ni un minuto libre para dedicarle a lo que os están proponiendo.

Una expresión similar, también relativa al tiempo, es “Sono mortificato/a, ma proprio non ce la faccio” («Lo lamento mucho, pero es que no llego»). “Farcela”, en este caso se refiere a “tener tiempo para hacer algo”.

 

UNA AGENDA MUY LLENA

4. Una cuarta forma para decir que estáis ocupados es:

“Ho un sacco di cose da fare” («Tengo un montón de cosas que hacer») o “ho una montagna/una marea di cose da fare” («Tengo una montaña de cosas que hacer») o “Sono sommerso/a di cose da fare” («Estoy desbordado con cosas que hacer»)

El significado más o menos es siempre el mismo, se puede referir a asuntos de trabajo o también a tareas domésticas o entretenimiento. En definitiva, también en este caso los días los tenéis tan llenos que no os podéis librar.

UN MOMENTO DESAGRADABLE

5. Otras expresiones muy usadas, parecidas a las anteriores, son:

“Mi dispiace, ma ho da fare” o “Mi dispiace ma ho alcuni servizi da fare” o “Mi dispiace ma ho alcune faccende da sbrigare” → Todas estas frases se podrían traducir como: «Lo siento, pero tengo cosas que hacer».

No es necesario especificar qué es lo que tenéis que hacer, se sobreentiende que no tenéis tiempo para hacer lo que os proponen. En este caso, se trata de expresiones no muy empáticas, nos arriesgamos a que se interpreten como maleducados, desagradables o antipáticos, sobre todo en situaciones informales, donde conocemos bien a la persona que tenemos delante. Pero, en realidad, también en las situaciones más formales, ya que de todos modos son poco amables.

UN PERIODO DIFÍCIL

6. También podríamos decir “Purtroppo è un periodo / una settimana / un giorno un po’ incasinato” («Lamentablemente es una época / una semana / un día un poco ajetreado»)

 

CUESTIÓN DE ORGANIZACIÓN

7. Por último, la forma posiblemente más formal y amable de decirle que no a alguien que nos propone algo, es:

“Mi dispiace, ma al momento ho altre priorità” («Lo siento, pero de momento tengo otras prioridades»)

Pero cuidado, porque esta expresión también esconde riesgos. En algunas situaciones particulares se podría mal interpretar como irónica y provocadora. Justamente porque se trata de una expresión muy formal, se puede usar en contextos coloquiales en un sentido irónico, un poco como decir: “figurati se mi metto a fare una cosa del genere, non ci penso neanche!” («Imagínate, si me pongo a hacer cosas del estilo, ¡no lo pienso!»)

De cualquier modo, si de verdad os importa esa persona o hacer la determinada cosa, no uséis simplemente estas frases para rechazar la invitación, sino que sugerid vosotros también algo: que sea otro día u otro momento, que sea otra actividad… pero seguramente la otra persona apreciará vuestro esfuerzo en volver a planear la quedada y no se ofenderá. A las frases que hemos visto podríais añadir, por ejemplo: “Che ne pensi invece della prossima settimana?” («¿Qué piensas de la semana que viene?»). O “E se lo rimandassimo a un periodo più tranquillo come per esempio…?” («¿Y si lo dejamos para una época más tranquila como por ejemplo…?»)

En fin, ahora ya lo habréis entendido, en italiano siempre se tiene que estar atentos en lo que se dice, porque existe el riesgo de resultar groseros sin quererlo, y esto sucede muy fácilmente cuando queremos rechazar una propuesta que se nos hace, sin ofender a nuestro interlocutor. Si os puedo dar un consejo, para no resultar demasiado antipáticos, sobre todo evitad usar la palabra «NO», que es lo que más se escucha. Más bien, intentad usar perífrasis o formas más articuladas para explicar las razones que os llevan a tener que rechazar. ¡Estoy segura de que lo conseguiréis!

 

Espero que estas opciones os sean útiles para todas las veces que los millones de asuntos que tengáis os impidan aceptar una propuesta… y también, sobre todo, por todas las veces que alguien os proponga algo muy aburrido y que no tenéis ganas de hacer, ¡y no sabéis cómo salir de esa! Si alguna vez también os ha pasado a vosotros, contádnoslo aquí abajo en los comentarios! ¡Tengo mucha curiosidad por saber cómo habéis salido de la situación!

Si por otra parte queréis descubrir las formas de decir TI AMO a la persona que os gusta, intentando ser más originales, echadle un vistazo al vídeo dedicado precisamente a este tema.

 

¡Veamos si has aprendido los contenidos de esta clase! ¡Intenta hacer los ejercicios!

 

Rispondi