¡DEJA de TRADUCIR en tu Mente y empieza a PENSAR en otro IDIOMA!

En la siguiente clase os vamos a dar algunos consejos importantes para dejar de traducir cada frase que pensáis en vuestra lengua materna y así empezáis a hablar de forma más fluida en italiano. Desafortunadamente este es un problema común entre todos los que intentan aprender otro idioma y recurrir a la traducción puede parecer la solución más simple para relacionarse con una nueva lengua, ¡pero por desgracia no es así! ¡Permaneced con nosotros para descubrir juntos estos trucos mágicos!

Facebook logo Instagram logo Twitter logo YouTube logo TikTok Logo Pinterest logo

6 trucos para hablar italiano de forma más fluida

1) ¡No traduzcas DESDE EL PRINCIPIO!

Si sois principiantes, confiar en la traducción será inevitable, porque sobretodo en los primeros años de escuela es el método que nos enseñan para aprender las primeras palabras. Sin embargo para de verdad aprender un idioma es necesario fiarse de los propios sentidos, es decir, observando, mirando, escuchando, oliendo, ensayando, tocando y también imitando, precisamente como se hace en la infancia. En edad más avanzada puede resultar más bien complicado, ¡pero con una práctica constante será posible enriquecer vuestro vocabulario de forma completa y eficaz!

 

2) ¡No uséis el diccionario BILINGÜE!

El diccionario MONOLINGÜE es un instrumento extraordinario, más útil que el diccionario BILINGÜE, ya que os ayudará a aprender el significado de las palabras del idioma que queréis estudiar, a través del contexto indicado por el diccionario que os ayuda a pensar en ese idioma. Quizás con adjetivos y verbos podrá resultar difícil al principio, ¡pero no os deis por vencidos y continuad intentándolo!

 

3) ¡Habla CONTIGO MISMO en la lengua que estás aprendiendo!

Hablar solos, en voz alta, en el idioma que queréis aprender es un ejercicio muy importante que os ayudará posteriormente a pensar con más facilidad en esa misma lengua. Intentad hacerlo mientras conducís, cocináis o paseáis, tratando de describir las acciones que estáis haciendo o lo que veis, os ayudará a aprender nuevas palabras y a mejorar la coordinación entre frases, ¡permitiéndoos al mismo tiempo corregir vuestros errores!

 

4) PIENSA en otra lengua SIEMPRE!

Una vez os hayáis familiarizado hablando solos o en voz alta, ¡podréis empezar también a pensar en ese idioma! Comenzad ejercitándoos a hablar en voz alta cuando estéis solos y, cuando estéis listos, intentad pensar en la lengua extranjera que estéis estudiando SIEMPRE, ¡o por lo menos lo máximo posible!

También en este caso, ¡practicad describiendo en vuestra mente lo que veáis a vuestro alrededor para saber qué y cuántas palabras conocéis y en qué podéis mejorar!

 

5) ¡SUMÉRGETE en la lengua!

Cuando realicéis una actividad que no precise de vuestra total concentración, como cocinar o limpiar, ¡probad a escuchar algo (tal vez con auriculares) en la lengua que queráis aprender! Este método funciona de verdad, puesto que escuchar algo pasivamente os ayudará a reconocer y a distinguir nuevas pronuncias y acentos; sin embargo, escuchando de forma activa, os podréis familiarizar con las nuevas palabras y fórmulas gramaticales y así llenar vuestras lagunas.

Si no sabéis qué escuchar, os aconsejamos ver nuestro vídeo sobre los 5 canales de YouTube y los 5 podcast en italiano más útiles y famosos!

6) ¡Practica TODOS LOS DÍAS!

Somos conscientes de que es muy difícil, pero no hay otra forma: uno se tiene que ejercitar con constancia y dedicación, concentrándose al máximo, aunque sean 20 minutos al día. Por tanto, ¡no podéis usar la excusa de no tener tiempo suficiente para estudiar!

 

Bien, estos son nuestros consejos para dejar de traducir continuamente y empezar a pensar directamente en otra lengua extranjera. Esperamos que os sean útiles, pero si además queréis mejorar vuestro italiano, no os perdáis nuestro curso Italiano in Contesto y nuestro libro Italiano Colloquiale: ¡con nuestra oferta 2×1 podréis tener los dos por solo 69€!

Rispondi