Tutores y profesores: cómo organizar con éxito las clases online (DaD)

No hay nada sorprendente: la enseñanza online se está convirtiendo en una opción laboral cada vez más popular. La demanda por parte de las escuelas hacia los profesores y los tutores que tengan competencias digitales es más alta que nunca. La pandemia COVID-19 ha puesto un verdadero énfasis en esta necesidad, pero sabemos desde hace mucho que en un mundo en el que internet dicta las modalidades de acceso a la información, como seguir en contacto con familiares y amigos o como desarrollar actividades cotidianas, las competencias digitales son el futuro.

Facebook logo Instagram logo Twitter logo YouTube logo TikTok Logo Pinterest logo

¿Quieres trabajar y ganar dinero online?

La enseñanza avanza con los tiempos, y la Didáctica a Distancia (Dad) se ha convertido en normalidad: estamos viendo un número en ascenso de empresas y plataformas digitales que apoyan la educación ofreciendo clases online, recursos interactivos y consejos para la organización. Con tanto de nuestras vidas online, tenemos que estar activos en cómo aprovechar al máximo la tecnología que tenemos a nuestra disposición.

Como profesor online, permites el intercambio de tus conocimientos más allá de los parámetros de una clase. Sea lo que sea que enseñes y el modo en que lo hagas, la enseñanza online también es una oportunidad para aprender, adaptando tu estilo de enseñanza a las exigencias específicas de los estudiantes con diversas capacidades y contextos educativos. Hay muchos recursos para la enseñanza que pueden ayudarte a realizar clases online, ¿pero cómo puedes asegurarte de que haces el mejor trabajo posible?

Que seas docente de matemáticas, geografía o música, en primaria, o un principiante en lo que respecta a la didáctica a distancia, en cualquier caso, la enseñanza online podría ser una opción para ti. Algunos sectores en particular, como los cursos de inglés y las clases particulares online, están en un rápido crecimiento, con cada vez más demandas.

 

¿Por qué tendría que dar clases online?

Antes que nada, vamos a intentar entender por qué ser docente online es una profesión tan útil. Si tienes la cualificación necesaria para enseñar tu materia y quieres tener un control total de dónde y cómo trabajas, ¡podría ser un buen trabajo para ti! Muchos estudiantes buscan en Internet profesores que les puedan preparar para los exámenes, la universidad o el instituto, o alguien con quien practicar un idioma, y en general ayudarles a consolidar su aprendizaje. Encontrar docentes con la capacidad de adaptarse a las exigencias específicas del aprendizaje y a la agenda de un estudiante sin tener que viajar a ningún sitio, es uno de los motivos principales por los que la enseñanza online se está haciendo tan popular.

La enseñanza online es un concepto relativamente nuevo que está ganando mucho terreno. Mientras que el mercado continua creciendo, se están desarrollando cada vez más posibilidades para las clases online. La didáctica a distancia facilita a cualquier docente que está intentando ganar más experiencia, la oportunidad de enseñar a estudiantes de todo el mundo, cada uno con diferentes capacidades, edades o contextos educativos. Podrías obtener rápidamente un nivel de experiencia que requeriría años a los docentes tradicionales.

Si eres un profesor online independiente, estarás en un completo control de tus precios y tu agenda – aunque se recomienda tener cierta experiencia de trabajo para una sociedad de enseñanza online, esto os ayudará a formar vuestra reputación, del mismo modo que os dará experiencia y todo el conocimiento necesario para tener éxito de forma independiente. La enseñanza online puede ser tan gratificante como la enseñanza en clase.

 

¡A continuación tenemos 4 consejos para ayudarte a ser el mejor docente online!

1) Usa la tecnología con la que puedas contar

En general, como profesor online, te pagarán por horas o por clases. Debes aprovechar al máximo el tiempo limitado que te concedan. Si no gestionas bien tu tiempo, tus estudiantes no te deberán ninguna lealtad y tendrán todo el derecho a buscarse otro profesor. Así que asegurarse de evitar perder el tiempo en cuestiones técnicas o en cualquier otra cosa irrelevante para la clase, es muy necesario para mantener un flujo constante de estudiantes.

Una conexión a internet estable y fuerte es esencial. Las videollamadas serán más impersonales que la enseñanza cara a cara, y si tu audio y vídeo van con retraso, será más difícil para tus estudiantes mantener la concentración. Preocuparse por los cortes y los retrasos a causa de la conexión a mitad clase es algo de lo que no se puede prescindir. Así que si eres un profesor que está continuamente en movimiento, siempre es una buena idea comprobar la fiabilidad de vuestra conexión antes.

Necesitarás una tecnología bastante moderna – un teléfono móvil con internet, una tablet o un ordenador con cámara y un micrófono de calidad para poderos comunicar claramente con los estudiantes. Hay varias plataformas disponibles para facilitar las clases y los recursos online, cada una ofreciendo sus propios ventajas. Si estás trabajando de forma independiente y estás considerando las opciones – Zoom, Google Classroom y Skype son todas una buena elección..

 

2) ¡Planifica, planifica, planifica!

Planificar correctamente hará que tu trabajo resulte más fácil. Muchos docentes lo repiten una y otra vez. ¿Sabes por qué? ¡Porque es verdad! Planificar antes de las clases significa evitar silencios incómodos y continuar con una actividad que no funciona como esperabais. Échale un vistazo a la multitud de guías y consejos online para planificar las clases en fuentes como la BBC Bitesize y el British Council. También hay otras comunidades de apoyo a la enseñanza online en las que se pueden encontrar infinidad de conejos. Muchos profesores dirán que les gustaría que se les hubiera preparado mejor para las clases cuando empezaron a enseñar, te puedes asegurar de no ser uno de ellos.

Escucha a tus estudiantes. ¿Qué quieren trabajar? ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Cuáles son las áreas en las que se sienten menos seguros? Poner atención os ayudará a crear programaciones para las clases centradas en los estudiantes.

 

3) Sé un comunicador seguro de sí mismo y proporciona un feedback continuo

Vale, sabemos que técnicamente se trata de dos consejos, ¡pero están muy relacionados, así que hemos decidido ponerlos juntos! Una comunicación clara y concisa es muy importante cuando se enseña online. Se deberían de establecer objetivos para los estudiantes en la primera clase y a partir de ahí crear una serie de objetivos formativos que se puedan controlar en una base regular. De este modo, los estudiantes entenderán lo que se espera de ellos y cómo aplicarse para conseguir esos objetivos.

El análisis comparativo de los resultados y de los progresos del aprendizaje hará que sea mucho más fácil para que haya feedback. Y cuando estos objetivos se consigan, tanto por tu parte como por parte del estudiante, os sentiréis realizados en vuestro trabajo. Cuánta más experiencia tengáis en la enseñanza online, más confianza y estructura natural tendrás en llevar a cabo tus clases.

Proporcionar un feedback de forma regular ayudará a vuestros estudiantes a progresar. Un software como Google Docs ofrece una forma cómoda de hacerlo: permite corregir el trabajo de los estudiantes, compartir hojas de trabajo y proporcionar un feedback a tiempo real – cada actualización que hagas es instantánea – y es posible evitar gran parte del tiempo perdido enviando un documento. También es un modo eficaz para monitorizar si los estudiantes están completando el trabajo a tiempo y si han tenido alguna dificultad.

Vale la pena tener en consideración tener Mailchimp, un servicio de email de márquetin, para el mantenimiento del contacto profesional con los estudiantes y la posibilidad de obtener más alumnos. Si estás enseñando a los estudiantes más jóvenes, también puede ser una forma eficaz de comunicarse con los padres y docentes, organizar las clases y que también estén en el proceso de aprendizaje de su hijo.

 

4) Aspirar siempre a ser el mejor docente

No dudes en pedir también a tus alumnos un feedback. Según la forma en la que publicites las clases (por ejemplo, en plataformas de enseñanza online), te pueden dejar sus opiniones para que los demás estudiantes puedan tener una idea de ti como profesor. Se de normal recibes sus opiniones establecerás puntos de fuerza y de debilidad, y después serás capaz de trabajar con perseverancia para mejorar. ¡Los profesores tampoco paran de aprender!

Cada estudiante es diferente y algunas formas de enseñanza funcionen para uno pero a lo mejor para otro no. A pesar de que se presenten a su clase online, no todos los estudiantes querrán aprender – es trabajo tuyo hacer que las clases sean entretenidas e interesantes. Entender lo que le gusta a un estudiante te ayudará a planificar las clases adaptadas a sus exigencias específicas.

Hay muchos recursos que te ayudarán a llevar a cabo tus clases. Mezclando la programación de las clases con juegos y actividades interactivas tus estudiantes aprenderán más y tendrán ganas de volver.

Algunos estudiantes estarán más tiempo en un mismo tema, mientras que otros querrán trabajar y seguir. Como hemos dicho, planificar bien las clases significa siempre tener un segundo plan si una clase ha acabado antes de lo previsto. Reconociendo y respondiendo a las exigencias individuales de los estudiantes y prestando atención a lo que hacen bien y a sus dificultades, podrás llegar a ser un mejor profesor y más intuitivo.

Proporcionar clases online de éxito requerirá un duro trabajo y un gran esfuerzo por tu parte. Hacer que las clases sean interesantes e implicar a los alumnos será esencial, así que asegúrate de escuchar a tus estudiantes, valorar lo que funciona y lo que no funciona, y siempre estar abiertos a aprender y adaptarse. ¡La organización y el entusiasmo llevan muy lejos!

 

Bien, estos eran los consejos para enseñar online. Si quieres mejorar tu italiano, te recomiendo leer muchos libros en italiano o reservara tus clases privadas de italiano conmigo: ¡la hora y el día lo eliges tú!

En cambio, si quieres comprar la sudadero que llevo en el vídeo de este artículo, visita nuestra tienda online LearnAmo Collection!

Deja un comentario