SAN GIMIGNANO: ¡la Ciudad de las 13 Torres y del Helado Campeón del Mundo!

Preparad la maleta: ¡os llevamos de viaje con nosotros! Hemos decidido explorar San Gimignano en la Toscana, la ciudad famosa por sus torres, entre otras cosas. ¡De hecho, en San Gimignano también se encuentra la heladería Dondoli, que ha recibido varios premios como helado campeón del mundo!

San Gimignano en la Toscana

¿Alguna vez habéis subido a un tren en Italia? En el que hemos viajado se llama “treno regionale”. Los trenes regionales son aquellos que unen las diversas ciudades de las regiones italianas. Sin embargo, los trenes que unen las regiones se llaman Intercity o Frecce, que son más rápidos y siempre asignan un asiento al viajero.

¡Cuidado! Si decidierais usar un autobús italiano, no olvidéis VALIDAR (obliterare) vuestro billete, o sea, meterlo en las máquinas que los marcan con la fecha y hora para indicar que se ha utilizado.

Características de San Gimignano

San Gimignano surge en una colina de unos 324 metros de altura. Se trata de una borgo medieval con murallas fortificadas que la rodean. ¿Pero que es un borgo? En italiano, una zona habitada pequeña se llama “paese” (pueblo). Los “borghi”, por lo contrario, a pesar de estar también habitados, se distinguen de los «paesi» porque tienen características más bien específicas: son antiguos con una arquitectura original de la época e identificable, se tienen que cuidar, tener sitios de interés turístico o eventos de interés cultural, productos Doc, Dop, Docg o Igp y disponer de alojamientos y restaurantes abiertos durante todo el año.

San Gimignano respeta todas estas características. De hecho, se remonta a la Edad Media y la arquitectura de la época está prácticamente intacta, de las murallas a los edificios y torres.

Qué ver en San Gimignano

Las torres

¡Las torres son lo más famoso de San Gimignano! Originariamente, había 72, una por cada familia rica de la zona. Hoy en día solo quedan 13 y se consideran símbolo de la arquitectura medieval toscana. Además, desde 1990 también son Patrimonio de la Humanidad UNESCO.

En definitiva, para visitar San Gimignano no hay que ir con problemas o dolor de cuellos porque es obligatorio estar siempre con la cabeza hacia arriba para admirar estas preciosas torres.

Cada una de ellas es particular, pero entre las más famosas está la que se encuentra a poca distancia de la Piazza della Cisterna, cerca de la iglesia. Se llama Torre del Diavolo porque, según la leyenda, cuando el propietario volvió de un largo viaje vio la torre más alta que cuando se había ido. Desde entonces la torre se ha visto como la obra del diablo, del que coge el nombre.

Piazza della Cisterna

Se construyó a voluntad del alcalde, cuyo escudo de armas representa una escalera. El nombre de la plaza viene del pozo octagonal que se encuentra en el centro y presenta precisamente el escudo del alcalde. La plaza es símbolo de la vida comercial, ya que albergaba tiendas, el mercado y atracciones. Desde aquí se pueden contemplar numerosos edificios como el Palazzo Pellari y las torres, entre las que se encuentra la Torre del Diavolo. Una particularidad de esta plaza es que está situada en el punto más alto sobre el que se construyó el pueblo, por eso, es la zona perfecta para descansar después de subir y refrescarse con el helado más bueno del mundo en la heladería Dondoli.

Collegiata di Santa Maria Assunta

Esta es la catedral de San Gimignano y, aunque por fuera puede parecer pobre, el interior alberga pequeños tesoros. De hecho, la catedral está completamente pintada, los colores impactan en nuestra vista y no hay que perderse ni un ángulo, puesto que hay frescos de Benozzo Gozzoli y Taddeo di Bartolo. ¡Pero esto no acaba aquí! También contiene una cruz de madera cuyos orígenes se remontan a 1200 y una capilla decorada con frescos por Ghirlandaio, la capilla de Santa Fina.

Iglesia de Sant’ Agostino

De normal esta iglesia se pasa por alto, pero os la recomendamos para contemplar los frescos diseminados por toda la iglesia, y su suelo de  mayólica (un tipo de cerámica revestida con un esmalte con el que se pueden crear diferentes dibujos).

Museo Cívico

Situado en el Palazzo del Popolo, tiene una sala dedicada a Dante, quien se hospedó en San Gimignano en 1300, decorada con frescos pintados por Lippo Memmi. Pasando por la Sala delle Adunanze Segrete, también se puede llegar a la Torre Grossa (desde donde se puede disfrutar de unas magníficas vistas), para después llegar a la Pinacoteca, la cual contiene obras de Pinturicchio.

Museo de la Tortura

Muy diferente de los sitios de interés más bien artísticos, un lugar particular y digno de una visita es el Museo de la Tortura, que está constituido por dos pequeños museos. El primero alberga instrumentos, herramientas y fotos que tienen que ver con los diferentes métodos que se usaban para torturar; mientras que el segundo tiene como tema principal la pena de muerte. Sin duda es llamativo y adecuado para quien quiere conocer todos los aspectos del pasado, también los más oscuros y negativos.

La Via Francigena

Otra pequeña curiosidad: ¿Sabíais que la vía Francigena atraviesa San Gimignano? La vía Francigena es un antiguo e importante itinerario que une el norte de Europa con Roma y sus orígenes se remontan a la Edad Media. Se trata de un recorrido de 1800 Km que empieza en Canterbury, cruza la comarca de Kent, llega a la Manga, sigue a través de las regiones francesas, atraviesa la frontera suiza y entra en Italia, donde pasa por siete regiones hasta llegar a Roma, la Ciudad Eterna.

Puntos panorámicos

Perderse entre las callejuelas de este encantador pueblo medieval es una de las experiencias más bonitas que podréis tener en la Toscana. ¡Garantizado! Y como si esto no fuera suficiente, ¡San Gimignano tiene unos puntos panorámicos increíbles! Como por ejemplo los de el Parco della Rocca, desde donde podréis contemplar las colinas toscanas y hacer fotos… ¡que atrapan «me gustas»!

Qué comer en San Gimignano

El helado

¡San Gimignano también es famosa por ser el pueblo con EL HELADO MÁS BUENO DEL MUNDO! Tenéis razón, cada vez que se prueba un helado que está buenísimo lo definimos como “el más bueno del mundo”, pero al que nosotros nos referimos lo es de verdad. Estamos hablando del helado que hace la heladería Dondoli, que ha ganado muchos premios y, por eso, siempre tiene una cola de personas larguísima. Nosotros hemos conocido al propietario, el padre del helado pluripremiado, que ha sido tan simpático que nos ha hecho un vídeo EXCLUSIVO para los LearnAmici.

La Vernaccia, el vino típico

No podéis iros sin probar el vino típico del pueblo: la Vernaccia, el único vino blanco de la Toscana (y el único blanco en la Toscana que tiene la DOCG y en general el blanco en la Toscana es poco común). Perfecto para tomar durante una comida o para un aperitivo acompañado de finocchiona (fiambre típico toscano) y la soppressata (embutido típico) toscana.

Sopprassata toscana

También conocida como «capofreddo» o «coppa di testa», es un embutido hecho con las sobras del cerdo como la lengua, la cola o las partes cartilaginosas. Estas partes se obtienen gracias a la cocción y se aromatizan con especias y ralladura de limón y naranja. Es muy sabrosa y consistente y no se tiene que confundir con la «soppressata», embutido típico del sur de Italia.

Finocchiona

Reconocido como producto IGP desde el 2015, es un embutido típico toscano que se hace con carne picada de cerdo, aromatizada con semillas de hinojo (de aquí deriva su nombra) y después mojada en vino rosado. También existe una variante, llamada «sbriciolona», porque se tiene que cortar en rodajas más gruesas.

Azafrán

Es una especia originaria del Medio Oriente, que llegó a la Toscana en 1200 y tiene un color amarillo intenso. En el pasado se usaba como producto de intercambio en vez del dinero, tiene propiedades antioxidantes y homeopáticas y se utiliza como ingrediente para algunos platos típicos. De hecho, esta especia se le pone a la «Panina del Casentino», un pan dulce de Pascua, o en los «pici», un tipo de pasta típica de la Toscana, parecida a los espaguetis pero más gruesa (¿os acordáis de los otros tipos de pasta que existen en Italia?), con salsa de salchicha.

Un viaje como el que nosotros hemos hecho, o sea fuera de donde vivimos pero no demasiado lejos y que dura un solo día, se llama “gita fuori porta”, puesto que se hace fuera de la «puerta» de la ciudad de uno mismo.

¿Vosotros también hacéis algunas? ¡Decídnoslo en los comentarios! ¡Nosotros creemos que son perfectas para quien no tiene mucho tiempo libre o muchos días de vacaciones o mucho dinero! ¡Y decidnos también si habéis estado alguna vez en San Gimignano, si habéis probado el helado de Dondoli o si tenéis ganas de probarlo!

No olvidéis echarle un vistazo a nuestra clase sobre la historia de los Medici, la familia más rica y poderosa de Italia.

¡En cambio, si os gustan las camisetas que llevan Graziana y Rocco en el vídeo, las podéis conseguir en nuestra tienda online LearnAmo Collection!

¡Veamos si has aprendido los contenidos de esta clase! ¡Intenta hacer los ejercicios!

Deja un comentario